El sitio del rock en Argentina 20 años online
Entrevistas

Claudio Pedreira: "Todavía tengo cosas para decir"

El cantante y compositor olavarriense, que formó parte del conjunto de pop rock Can Can en la década del 80, presenta su segundo material solista, “Crack”.

“Las canciones siguen siendo el puente ideal para conectar con la gente”, señala Claudio Pedreira, que en 2008 comenzó su propio proyecto individual y en 2012 lanzó su álbum debut “Quien”.

Entre tu primer disco y el segundo hay cuatro años, ¿por qué esperaste tanto tiempo para lanzar un nuevo material?

Creo que en estos tiempos, y siendo independiente, se graba cuando se puede y no cuando se quiere. El esfuerzo económico es muy grande, aún más siendo solista. Además se sumaron otros factores: trabajo haciendo música original para cine y TV, y en 2013 y 2014 estuve en proyectos que me demandaron mucho tiempo. Eso sumado a una serie de recitales de Can Can, mi banda de los 80, en Olavarría y la zona, en dónde fuimos muy populares. Proyectos muy lindos, que me permitieron cantar para 50 mil personas junto a Hilda Lizarazu por ejemplo, o hacer un recital con la orquesta sinfónica de Olavarría.

¿En qué se diferencia con el primer álbum?

“Crack” es más homogéneo. Las canciones están escritas en un período más corto de tiempo, a diferencia de “Quien”, que fue una selección de canciones entre 2005 y 2011. Además, lo grabamos en dos semanas, tocando en directo, al menos la base y la guitarra rítmica. También, el productor (Carlos Vandera) estuvo más presente que en el anterior y, al ser él cantante, me exigió más. Está mejor cantado este álbum y también incorporamos más sonidos: sintetizadores y pianos, que “Quien” casi no tenía.

¿De qué trata "Crack"?

Trata de la vida cotidiana intervenida por la modernidad. Internet y los celulares lo atraviesan todo. No es una queja, es mi punto de vista. Yo, que tengo 53, alcancé a adaptarme casi completamente a estos cambios, pero ¿qué vendrá después? ¿Quedará mi generación excluida completamente en tiempos venideros? Me da miedo eso, y lo digo en la canción que da nombre al disco. También hay una mirada de la realidad: los shows televisivos, los personajes de la política, la “grieta” social.

El disco incluye una versión de la canción "Total interferencia", de Charly García. ¿Por qué la elegiste?

Amo a Charly. Me dediqué a la música por él. Cuando tenía 13 vi “Adiós Sui Géneris” en el cine y supe que quería ser músico. Pero cuando este tema se editó, a fines de 1984, yo vivía en Olavarría, y ese LP, “Piano Bar”, desde sus letras, me llevaron a tomar la decisión de radicarme en Buenos Aires, detrás del sueño de grabar mis propias canciones y entrar en el circuito profesional. Le comenté esto a Carlos (Vandera) y me dijo “ok, elegí una canción de Charly y yo la mía, nos mandamos un mail y vemos qué tan cerca o lejos estamos”. Elegimos la misma! La versión la produjo él, y los músicos le dieron el toque final, sobre todo Nico Mucci, que hizo un solo de guitarra muy fino.

¿Cómo ves la industria hoy y qué cosas de la música te motivan para seguir queriendo tener una carrera dentro de ella?

La industria hoy es muy diferente a los 80. La música se difunde por otros medios. Las plataformas digitales. Fabricar CD’s o Vinilos es casi una excentricidad. Lo que me motiva a seguir es que todavía tengo cosas para decir y melodías por descubrir y me moriría si dejara de hacerlo, así que hay algo de ego también. En los 90 estuve ausente de todo, por razones personales. Eso desarticuló casi por completo lo que podría haber sido una carrera, o no. Cuando volví a grabar y tocar en vivo ya tenía 39 años. Sé que en estos días y a mi edad solo puedo aspirar a un público acotado. En los shows veo casi exclusivamente gente de más de 40 años y no me molesta. Voy a seguir escribiendo para esa gente que por ahí no se siente representada por las nuevas generaciones de artistas, aunque hay muchos y algunos muy buenos.