El sitio del rock en Argentina 21 años online

Las Pastillas del Abuelo

Candombe de resacas

Quién te ha visto y quién te ve
piensa un chabón frente al espejo
examinándose.

Se acaba de levantar
tiene el pelo amonitanado y los ojos para atrás.
La resaca lo vigila desde la almohada vacía
mientras mete manotazos en el culo de la piba,
que costada boca abajo, ni se entera,
esta dormida.

Adivina adivinador
quién hizo kilombo anoche,
quién prendió el televisor
y perdió el control remoto
porque hay tanto vidrio suelto todo de color marrón
y éste olor a cenicero...
de dónde mierda salió.

Un candombe en la cabeza que no es para bailar,
por mas agua que le tira no lo puede hacer sonar,
un tambor en las entrañas no para de repicar...

Media vuelta rápidito y la mano a la pared,
va a escupir un real envido y es mejor tenerse en pie
si le pifia el inodoro después tiene que limpiar.

Ahora hay q encontrar la toalla,
la que ayer dejo caer,
la muy turra esta escondida
bien abajo del bidet.
Si hay un Dios es aspirina
si hay un Cristo es un café.

En la puerta está la piba,
está un poco mejor que el,
con sus dos tetas lo mira:
no soy yo quien vos keres,
no te quemes la cabeza por un poco de placer

El chabón se queda solo,
pero mal acompañado,
la resaca y la fisura le pellizcan el costado
Y el bardero ese del vidrio
no para hasta encabronarlo.

Tanta cara de boludo,
te estás pareciendo a mi,
si no fueras un reflejo
diría que estoy ahí,
no te aguanto la mirada
no estoy para discutir...

Un candombe en la cabeza que no es para bailar,
por mas agua que le tira no lo puede hacer sonar,
un tambor en las entrañas no para de repicar...