Share

Seru Giran

No llores por mí, Argentina

Tu amor te espera
no esperes más.
¿Por qué perdiste tanto tiempo?
Indecisa al hablar
tan dura como Humphrey Bogart.

Entre lujurias y represión
bailaste los discos de moda
y era tu diversión
burlarte de los ilusionistas.

No llores por las heridas
que no paran de sangrar.
No llores por mí, Argentina.
Te quiero cada días más.

Estás enferma de frustración
y en tu locura no hay acuerdo.
Una hiena al reir
pero al almuerzo con los cerdos.

Si las estrellas de cabaret
se rien de tus movimientos
no es preciso mentir
lo negro que hay en tus pensamientos.

No llores por las heridas
que no paran de sangrar.
No llores por mí, Argentina.
Te quiero cada días más.

Alguien se quiere ir.
Alguien quiere volver
alguien que está atrapado en el medio de un recuerdo.
Esto yo ya lo ví.
Esto ya lo escuché
ella no quiere ser amiga de un chico de este pueblo.