El sitio del rock en Argentina 22 años online

Divididos

Con la muerte de Luca Prodan a fines de 1987, Sumo quedó sin su líder natural, por lo que la separación del grupo resultó inevitable. Divididos fue, junto a Las Pelotas, una de las bandas herederas que comenzó a funcionar, tras seis meses de inactividad de sus integrantes. Para este proyecto, formado en 1988 en Hurlingham, Mollo y Arnedo llamaron a Gustavo Collado, ex Sobrecarga y se bautizaron primero como La División para optar luego por el nombre oficial: Divididos. El debut se produjo en junio de 1988 en un pub de Flores, casi sin repercusión.

El público de Divididos era, en su mayoría, el que arrastraba Sumo. Los pasajes más emocionantes de aquellos primeros shows eran cuando Divididos rememoraba las viejas canciones como “Divididos por la felicidad", "Mañana en el abasto" o "Mejor no hablar de ciertas cosas", casi incorporados a su repertorio habitual.

Tras un año y medio de tocar en pubs lograron editar "40 dibujos ahí en el piso" (1989), que incluyó 11 canciones y un cover de The Doors ("Ligh my fire"), además de una adaptación de un poema de Thomas Elliot ("Los hombres huecos").

En 1990 Federico Gil Solá reemplazó a Collado en la batería y el trío ganó más potencia en la base. Para fines del 91 ya estaba en la calle el segundo trabajo discográfico, "Acariciando lo áspero", que acentuó el perfil de funk-rock esbozado en la primera placa. Durante 1992, y a pulmón, se produjeron varias presentaciones en Obras Sanitarias donde pudieron promocionar sus álbumes, ya que la discográfica les negaba todo apoyo.

Divididos nunca se rindió y para "La era de la boludez" (1993) lograron mezclar el material en Estados Unidos, con Gustavo Santaolalla como director artístico. Casi todas las canciones ya habían sido presentadas como inéditas en los shows de Obras, razón por la cual la repercusión del lanzamiento fue inmediata, a tal punto que catapultó al segundo disco posicionarse muy bien en ventas y obligó a una reedición del mismo.

Las versiones aggiornadas de canciones folklóricas se fueron convirtiendo en clásicos de la banda, como "El arriero". El año 93 confirmó a Divididos como uno de los grandes grupos del momento al llenar un total de 13 estadios Obras, colocar "La era..." en el primer puesto de ventas y liderar las encuestas de los medios especializados.

Un año después Divididos se presentó ante 20 mil personas en el estadio de Vélez Sarsfield, cifra que se agigantó al remarcar que la discográfica les quitó una vez más el apoyo, ante la negativa del grupo para tocar como telonero de Carlos Vives. En febrero de 1995 se presentaron en la explanada del viejo canal ATC en un concierto gratuito que convocó a 40 mil personas. Durante todo ese año se dieron una serie de internas que hasta llegaron a poner en duda la continuidad de la banda.

Gil Solá se alejó y lo reemplazó Jorge Araujo, que provenía del grupo fusión Monos con Navajas. Estas idas y vueltas condujeron a Divididos a una notable crisis de convocatoria, que llevó a suspender la serie de Obras que venían realizando desde 1985. Luego, en setiembre, viajaron a Nueva York para grabar y mezclar el cuarto álbum: "Otro Le Travaladna" (leer el título de atrás para adelante da sentido), que incluyó títulos como el corte "Tomando mate en La Paz", "Volver ni a palos" y "Basta fuerte". Las críticas que recibió el material fueron muy positivas.

A fines de 1997 participaron del show en homenaje a los 20 años de las Madres de Plaza de Mayo, junto a León Gieco, Las Pelotas, La Renga, Los Piojos, Todos Tus Muertos, A.N.I.M.A.L., Attaque 77 y Actitud María Marta, entre otros. Luego de firmar contrato con la multinacional BMG, grabaron "Gol de mujer" (1998) en Los Ángeles, y el material fue presentado en el Parque Sarmiento y luego en el estadio Obras Sanitarias.

En plena crisis argentina de 2000 "Narigón del siglo" fue grabado y mezclado íntegramente en los estudios Abbey Road de Londres, con producción de Afo Verde. Tiene como subtítulo "Yo te dejo perfumado en la esquina para siempre". Se editó en marzo de 2000, tuvo en "Par mil" su primer corte difusión. Este material quedó marcado por la inclusión de nuevos sonidos, como arreglos de cuerdas y guitarras acústicas. Fue elegido como lo mejor del año en varias publicaciones gráficas y virtuales. En el mismo año, Divididos editó "Viveza criolla" (2000), una producción en vivo lanzada por Polygram, su anterior sello discográfico. Previamente habían editado "10" (1999), un álbum doble de recopilación de éxitos.

Cuando comenzaba 2001 Divididos se presentó en Ushuaia, en el marco del ciclo "Argentina en vivo 2", ante 7 mil personas y con varias bandas locales. Ese mismo mes también compartieron escenario con los internacionales R.E.M y Beck, en la primera edición del festival "Bs. As. Hot Festival".

La banda de Hurlingham lanzó otro disco de estudio: "Vengo del placard de otro" (2002), que estaba integrado por 14 temas compuestos por Ricardo Mollo y Diego Arnedo. Bajo las directivas del ingeniero Álvaro Villagra, la banda integró distintos estilos y una variada gama de instrumentos y sonidos, hasta llegar al punto de trabajar con doce violines, cuatro chelos, fagot, corno y flautas.

La fuerza de Divididos en vivo (la famosa Aplanadora del Rock) volvió a mostrarse en el disco "Vivo acá" (2003). Otro trabajo doble grabado en directo unque en formato electroacústico, con motivo de los festejos por los 15 años de la banda. Un año más tarde Jorge Araujo anunció su desvinculación y su lugar, en la batería, fue ocupado por Catriel Ciavarella, quien había sido baterista de MAM, la banda de Omar Mollo, el hermano de Ricardo.

Tras varias postergaciones, finalmente se anunció el lanzamiento de algo nuevo para marzo de 2010, bajo el nombre "Amapola del '66". Pasaron ocho años y varios compilados (entre ellos, "Oro" y "Vianda de ayer") para que un nuevo disco de Divididos viera la luz. Acompañado por un DVD con imágenes documentales de la grabación en el estudio propio (La Calandria), incluyó doce temas propios y una chacarera de Mario Arnedo Gallo, padre de Diego.

El primer DVD oficial de Divididos llegó en 2011. "Audio y agua" es un pack con dos CDs, dos DVDs y un libro con fotos e imágenes. El material fue extraído de los shows del Luna Park, en 2010, con motivo de la presentación de "Amapola del 66".

Arnedo, Mollo y Ciavarella continuaron durante todos esos años tocando en todas partes. Inclusive haciendo conciertos exclusivos para niños. En ese 2011 se llevaron el oro en la edición de los Premios Carlos Gardel. En 2015 recibieron su tercer Premio Konex, definiendo a la banda como una de las mejores del género por tres décadas consecutivas.

El momento clave de la trayectoria de Divididos se dio cuando decidieron recuperar los derechos fonográficos de su obra completa y relanzar su discografía completa, comenzando por "40 dibujos ahí en el piso", rebautizado "Haciendo cosas raras" y presentado en el Hipódromo de Palermo el 15 de septiembre e 2018.