Share

Perotá Chingó

Perotá Chingó nace a finales del año 2011 a raíz de un viaje por las costas uruguayas de dos chicas argentinas, Julia Ortiz y Dolores Aguirre, que viajarn hacia allá para desconectarse un poco de la vida urbana en la localidad de Cabo Polonio. No planearon armar una banda, sino que "la idea era hacer música para mantenernos en el viaje y nada más". También sin proponerse demasiado, un atardecer registraron un video mientras cantaban la canción "Ríe chinito", y la vida les cambió para siempre: en muy poco tiempo tuvo un millón de reproducciones en Youtube. "Fue una sincronía de un montón de factores. Pocho estaba en el lugar justo. Nosotras también. Fue como si se acomodoran varios hilos para que estuviéramos ahí y se generara todo esto. El video ni siquiera lo subimos nosotros. Pasaron un montón de cosas misteriosas y que son lindas que no tengan explicación. Las personas que lo vieron por primera vez no entendían que era lo que los atrapaba tanto. Algo las absorbió", recuerdan. Pocho es Pocho Álvarez, otro turista que vacacionaba por ahí con su cámara. Las escuchó y les pidió si podía grabarlas.

Motivadas y asombradas por el fenómeno de la viralización y debido a las muchas propuestas que las invitaban a seguir tocando, deciden darle cuerpo y forma a ese sueño musical. Se suman el percusionista Martín Dacosta y el guitarrista Diego Cotelo y salieron a recorrer miles de kilómetros, tocando en todos lados donde los invitaran y parando en la casa de los seguidores que iban conociendo por redes sociales.

Desde 2012 en Adelante, Perotá Chingó ha recorrido gran parte de América y Europa organizando sus propias giras y conciertos; han sido invitados por importantes artistas de todo el mundo (Lenine, Djavan, Chico César, Fernando Cabrera, Joss Stone, Chambao, entre otros), y han participado en festivales internacionales de primera línea con gran aceptación por parte del más variado público.

Editaron su primer disco en 2013 ("Perotá Chingó") y su segundo ("Aguas") en 2017. En este último trabajo, por el carácter de sus nuevas composiciones, Perotá deja en claro que son un proceso e identidad en continua transformación. Este disco es un compendio de todas estas vivencias donde aquél adolescente viajero y libre ya está de regreso, pero se da cuenta que no hay dónde volver porque ya no es el mismo que se fue, y ese viaje por el mundo es ahora un viaje introspectivo por los rincones y pliegues internos del ser. Es un nuevo nacimiento, el dolor extremo del parto, no ya desde una madre sino desde ese pequeño ser inocente que no entiende por qué tiene que abandonar aquel lugar tan cálido donde estaba tan a gusto.

Consolidados como quinteto (con Andrés Villaveirán en teclados, bajo y coros; y León Peirone en guitarra eléctrica), a fines de 2019 lanzaron "Muta", producido artísticamente por el también uruguayo Juan Campodónico, registrado en Estudio Zorzal de Montevideo y masterizado en Nueva York.