Share

Sumo

La rubia tarada

Caras conchetas, miradas berretas
y hombres encajados en Fiorucci.
Oigo "dame", "quiero" y "no te metas"
"¿Te gustó el nuevo Bertolucci?".

La rubia tarada, bronceada, aburrida
me dice "¿Por qué te pelaste?"
Yo: "Por el asco que d tu sociedad.
Por el pelo de hoy ¿cuánto gastaste?"

Un pseudo punkito con el acento finito
quiere hacer el chico malo.
Tuerce la boca, se arregla el pelito,
toma un trago y vuelve a Belgrano.

¡Basta! Me voy, rumbo a la puerta
y después a un boliche a la esquina
a tomar una ginebra con gente despierta.
¡Esta sí que es Argentina!

Una noche en New York City.