Share

Lágrima o Alienado: "Nos gusta tener un vínculo directo con el público"

El dúo pop electrónico conformado por Laura Mastantuono y Juan Pablo Ojeda presenta su nuevo single "Lo que quería era", tema adelanto de su segundo disco.


Lágrima o Alienado. Foto: Romina Pinto y Lissette Valenzuela

"Es una canción que invita a bailar y a ser como quieras ser. A buscar lo tuyo, lo que necesitas de tu esencia. A ver lo que brilla y a seguir. A transgredir lo naturalizado sin perder el optimismo. Quisimos que sea crítico y a su vez positivo", explica Juan Pablo Ojeda, aka Ipmauj adejo.

Esta nueva canción es más de un estilo pop ochentoso, más bailable y con espíritu hitero, ¿el próximo disco irá para ese lado?

Sí, va por ese lado. Tiene mucho espíritu hitero, y más. Muchas de las canciones que van a salir en el nuevo álbum las venimos haciendo en los shows y siempre generan algo re piola, así que va por ahí. Nos gusta tener un vínculo directo con el público. En ese sentido, el baile es clave para entenderlo. Creo que en el siguiente álbum hay de todo: hay guerra, amor, despedida, encuentro, el tiempo, y todo tipo de freakeada necesaria.

Sacaron su primer disco en 2017, ¿por qué dejaron pasar tantos años para un nuevo álbum?

¡El tiempo pasa volando! Y en ese lapso pasó de todo. Salimos a tocar, hicimos sesiones en vivo, de ahí salieron versiones de "Sumergida" y "En esa casa". Pueden verse en nuestras playlist de YouTube. En el 2020 sacamos una sesión en vivo donde tocamos "Máquinas de tiempo", una canción inédita que también formará parte del nuevo álbum, además de hacer shows por streaming, grabar, producir y la vida.

¿En qué sienten que han evolucionado desde ese debut?

Lo evolutivo es una visión lineal, creemos en la transformación y, en ese sentido, el tiempo afianzó la esencia de Lágrima o Alienado y eso se empieza a sentir. Aprendimos muchas cosas. Es un estado de aceptación expandir el conocimiento y a la vez asumir que no se sabe nada. El tiempo que lleva una canción o un disco solo es el que puede llevar y ese es el camino hasta terminarlo, producir hasta sentir que se logró un estado de encantamiento capaz de llegar a la persona que lo escuche.