Share

Zepet: "Internet es como un lugar con total libertad que rompe fronteras"

El tema cuenta con la producción de Mateo Rodo de Lucas and The Woods y el mastering a cargo de Brian Lucey, quien trabajó con grandes artistas como Liam Gallagher, The Black Keys y Depeche Mode, entre otros.


Zepet. Foto: Daniel Jean Ventura

En plena cuarentena, Zepet estrenó su nuevo single y videoclip "Me and my reflection", canción que alienta al bienestar con uno mismo y cuyo video fue grabado en Nueva Zelanda, dirigido por Camila Sol Mathov y editado por el propio cantante. Para esta canción Zepet trabajó con músicos consagrados como Sebastián Fernández (Stone Giant), Mateo Rodo de Lucas and The Woods y Fernando Lodeiro (Multiganador de los Premios Grammy e ingeniero de sonido que trabajó con Paul McCartney, Prince, Lady Gaga y Arctic Monkeys, entre otros).

Ezequiel Gurovich siempre tuvo como objetivo entretener a los demás con la mejor calidad posible, y por eso decidió viajar a Estados Unidos para estudiar producción de televisión en las ciudades de Nueva York, Boston y Los Ángeles. Gracias a esas experiencias logró trabajar no solo en el icónico programa de Susana Giménez sino que en la producción del reconocido The Late Late Show, donde se cruzó con artistas de la talla de Ringo Starr, Steven Tyler, Joss Stone, y muchos más. En su regresó al país abrió su propio camino y creó Pilo, un proyecto audiovisual de entretenimiento que hoy en día supera el millón de suscriptores en Youtube. Dentro de poco estará lanzando su nuevo single y videoclip "There's Someone For Everyone".

Volviste a realizar un videoclip (luego de la salida de “Call me when you break up”) junto a tu pareja Camila Sol Mathov en la dirección y vos mismo a cargo de la edición. En este momento, verte en el clip de “Me and my reflection” tan libre en los campos de Nueva Zelanda o caminando en la playa nos remite a una sensación de libertad que en este contexto parece algo lejana. En su momento ¿Cómo surgió la idea de su realización? ¿Fue espontánea o es algo que tenían previsto de antemano?

Camila fue quien tuvo la idea de que la perspectiva sea desde un televidente que mira la televisión y que aparezca la mano cambiando de canal, que a mí me gustó y en la edición le di un look con "glitches" o errores técnicos para que de una sensación de baja calidad y también de anacrónico. Los lugares en donde grabamos sí fueron espontáneos: el rodaje fue hecho en un viaje que hicimos juntos, y de repente encontrábamos un lugar que sentíamos que nos gustaba, me cambiaba en el momento y comenzábamos a grabar. Hubo momentos divertidos mientras grabábamos, y otros un poco vergonzosos. En el medio de una de las tomas de repente paró un micro con 40 turistas a sacar fotos y yo estaba ahí haciendo playback en un traje floreado (risas). La canción está hecha desde el punto de vista de un personaje delirante que necesita comunicarle al mundo, que como ya no hay más lugar en nuestro sistema solar, fue elegido para irse a otra galaxia. Pero no le da miedo ese gran cambio, sino que está más preocupado por cuánta atención va a recibir por su partida, y por si su cara aparecerá en la televisión. Entonces, la idea era ponerme a mí en lugares alejados, vacíos, que den la sensación de total aislamiento y soledad cómo si el personaje estuviera cantando desde su nuevo hogar. Ahora en este contexto muchos no sólo están solos, sino que privados totalmente de su libertad y de salir al exterior, así que no sé quién está mejor.

Siempre estás rodeado de talentosos músicos como Pablo Della Bella (bajista de Ricky Martin) con quien trabajaste en tu single anterior y para esta oportunidad junto a Sebastián Fernández (Stone Giant) y Mateo Rodo de Lucas and The Woods. ¿Cómo fue laburar con músicos de gran trayectoria y experiencia con artistas super exitosos? ¿Qué cosas destacás de haber compartido con ellos?

Con Pablo Della Bella trabajamos en "Call Me When You Break Up" y la rompió, me encantó su trabajo y seguro volvamos a trabajar juntos. Sebastián es mi amigo de la infancia, lo conozco desde los 12 años más o menos y siempre nos reúnen proyectos musicales. Tuvimos bandas en la secundaria, zapábamos cuando ambos vivíamos en Boston y es como un hermano para mí. Ambos son egresados de la facultad de música Berklee y gracias a Sebastián fui conociendo a mucha gente que se egresó de ahí y terminé trabajando con ellos. Para mí es muy importante tener un buen sonido, siempre preferí hacer menos, pero con mejor calidad, entonces tener la posibilidad de trabajar con estos cracks, que salieron de esta prestigiosa institución, es una garantía de que saben lo que hacen. Yo puedo tirar una melodía y no tener idea cuales notas estoy tocando, entonces es clave para mi juntarme con gente que entiende el idioma técnico de la música. De hecho, los últimos dos singles que grabé ("Me and My Reflection" y el próximo a salir "There's Someone For Everyone") los grabé junto a Mateo Rodo de Lucas and The Woods que también es egresado de Berklee, como también David Molho, que junto a Sebastián mezcló varios de mis temas. ¡Son todos músicos de muy alto nivel! En todos destaco su profesionalidad y su amor al arte. Es gente que no solo tiene horas de estudio con conocimiento de producción, sino que también son muy creativos en la composición y eso hace que puedan aportar ideas en todas las etapas de la realización.

Estás teniendo una gran repercusión con el lanzamiento de tus dos singles, incluso llegaste a públicos internacionales que suelen halagarte en tus redes sociales por tu excelente pronunciación, algo que tenés naturalizado por el hecho de haber vivido en el exterior, pero que a muchos artistas latinos le es complicado. Si bien la música no entiende de idiomas ni de fronteras, ¿cómo te sentís con el hecho de haber exportado tan rápida y exitosamente tu trabajo? Algo que, además, te habilita como artista a girar internacionalmente en el futuro.

Yo nunca tuve esa sensación de estar "exportando". Debe ser que siento que la internet es como un lugar con total libertad que rompe esas fronteras, y entonces siempre vi como una posibilidad que mi música sea escuchada por personas con ciertos gustos musicales más que por la zona geográfica. Debo tener un montón más de cosas para hablar con alguien que vive a miles de kilómetros pero que se crió escuchando a Los Beatles como yo, que con mi vecino que escucha trap o reggaeton. De hecho, mi mayor público está en México, y también debe ser porque el rock indie/pop tiene una movida bastante grande ahí. Me encantaría hacer una gira nacional e internacional y poder tocar, aunque sea para un público reducido pero que le guste lo que yo hago. Mi experiencia con mis otros proyectos audiovisuales como productor me hizo entender que hay un público para todo, grande o chico, solo es cuestión de que llegue a la persona indicada.


Zepet. Foto: Daniel Jean Ventura

Aparte de la música, también te dedicas a la producción audiovisual. Trabajaste tanto en la TV estadounidense como en Argentina y actualmente tenés tu propio proyecto audiovisual llamado PILO en Youtube ¿Cómo lográs que convivan tus dos facetas? ¿Cómo distribuís tu tiempo con las mismas para generar resultados de calidad?

Es algo que disfruto mucho, depende del día me pongo el traje de productor o de músico y nunca me aburro. A la vez, entiendo que puede ser un poco menos productivo, porque tenés que encontrar un balance perfecto. PILO es a lo que más tiempo le dedico, porque ya tiene un público grande que está esperando que le den ese contenido fresco semanalmente, y entonces me motiva a seguir produciendo por ahí. Por suerte es un proyecto que comparto junto a mi socio Nico Dalli y podemos dividirnos un poco las tareas, y además, empezamos a descomprimir ciertas cosas que hacíamos al principio como por ejemplo la edición de los videos, lo que nos da lugar a poder hacer otras cosas. No es 100% así, pero básicamente de día estoy más con PILO y de noche más con mi música. Me gusta además agarrar la guitarra o el teclado a las largas horas de la noche en casa tranquilo y componer, es como un momento de relajación. Veo que a veces la gente se sorprende que yo sea el mismo que hace las dos cosas. PILO es más un canal de entretenimiento ligero, y de repente estoy cantando rock indie en inglés, pero bueno, siempre trato de hacer lo que me gusta y no necesariamente tiene que ser el mismo público que consuma las dos cosas.

¿Cómo llevás y llevaste el aislamiento social durante este tiempo? ¿Te benefició en cuanto a lo creativo?

Dentro de todo bien, tengo días en los que estoy harto, como todos, pero trato de llevarla lo mejor posible. Acerca de lo creativo, al principio me ayudó para organizar ideas que tenía medio desparramadas en las notas de mi celular y alguna cosa nueva también que surgió. Estuvo bueno poder organizarse y sumarle completar ideas de composiciones. Pero yo creo que si bien uno consume muchísimo contenido de todo tipo (cultural, ocioso, noticias, etc.), por lo menos en mi caso muchísimo más que antes de la cuarentena, no siempre logro inspirarme sin poder tener experiencias por fuera de las paredes de mi casa. Nuestros cerebros, y ahora los mismos algoritmos de las plataformas donde consumimos música o video, nos privan de seleccionar escuchar o ver algo diferente a nuestras costumbres. Por eso está bueno ir a lugares nuevos, probar cosas nuevas, viajar, porque te da la posibilidad de chocarte con algo que era inesperado. De ver algo, escuchar algo, que no estabas esperando. Puede ser desde una muestra en un museo, a una cosa tan simple como una frase que escuchas de casualidad caminando por la ciudad. Y esas cosas yo creo que te shockean y sacan cosas nuevas en uno, te hacen reaccionar y obligan a repensar y activar el pensamiento crítico. Esos momentos a mí me inspiran mucho, y es menos común me que sucedan encerrado.

¿Qué podés adelantar sobre el videoclip de tu próximo sinlge "There's Someone For Everyone"?

Será totalmente distinto. Para él trabajé con una productora e hicimos algo con pantalla verde, animación, y un diseño un poco más moderno. Pero, también se mantiene un poco la sensación de anacrocidad con el blanco y negro y algunos objetos vintage. Estoy con muchas ganas que ya salga.

¿Qué planes o proyectos tenés en mente para cuando finalice el confinamiento?

Estoy con muchas ganas de hacer un álbum o un EP. Me gustaría poder realizar algo un poco más largo. Todavía no sé bien, pero creo que hay varias de las canciones que podrían funcionar juntas y ver de cerrar alguna más. Creo que también sería un buen momento para volver al escenario a hacer algún show, que es algo que hice pocas veces y quiero hacer más. En lo personal también me gustaría poder viajar, que es una adicción mía, ver a amigos y familiares que hace mucho no veo, ¡y comer un asado!