El sitio del rock en Argentina 21 años online
Entrevistas

Not Yet: "Venimos para quedarnos"

El joven conjunto indie de rock alternativo Not Yet lanzó "Jaspe", donde conviven un sonido oscuro, bases potentes, guitarras violentas y una voz rabiosa que convierten a este en uno de los mejores álbumes debut de lo que va del año.

“‘Jaspe’ tiene mucho trabajo y dedicación atrás, pensamos en un concepto integral que no solo abarca la música, sino también el arte, la imagen y el diseño –señala el guitarrista Federico Feito–. Estamos muy contentos con el resultado final y queremos mostrarlo en todos lados. Este disco es muy importante para nosotros, ya que tiene un carácter fundacional, nos plantea una forma de trabajo y de hacia dónde queremos ir, es además y fundamentalmente nuestra manera de decirle al mundo que acá estamos y venimos para quedarnos”.

En su anterior EP homónimo de 2016, donde reinaban las canciones en inglés, ya dejaban en claro sus influencias británicas de bandas como Arctic Monkeys, Radiohead y Blur. “Nos gusta estuchar mucha música, siempre estamos absorbiendo cosas nuevas. Somos muy abiertos y eso enriquece el sonido del grupo”, señala el violero del grupo que se completa con Kevin Feito (voz y guitarras), Pedro Castagnola (batería) y Manuel González Triguero (bajo).

En la música de Not Yet se fusionan varios estilos como el rock, el punk, la psicodelia y hasta algunas pizcas de pop. Federico afirma: “Tomamos la fuerza y la energía del punk, algunas guitarras también. Somos una banda con mucha energía en vivo, donde se ve verdaderamente de qué estamos hechos. De la psicodelia tomamos los sonidos atmosféricos y espaciales; nos gusta usar efectos para la creación de climas y atmósferas. Ese es uno de los rasgos característicos de la banda. Y del pop, el sentido melódico. Nos gustan las buenas melodías y es algo que trabajamos todo el tiempo desde las guitarras y la voz. Vemos a la melodía como un factor determinante en las bandas que nos gustan”.

Su muy interesante primer larga duración, “Jaspe”, es el resultado de un proceso de dos años, por donde pasaron por varios cambios dentro del conjunto: nuevos integrantes y el más trascendental fue el de pasar de cantar en inglés al español.

“Todo esto nos llevó a vivir un proceso de transformación del que salimos fortalecidos y con una identidad sonora y de banda mucho más firme –recuerda el guitarrista–. También en este tiempo decidimos tomarnos las cosas mucho más seriamente y empezamos a trabajar activamente en mejorar todo los aspectos de la banda, desde la producción de los temas, los shows en vivo, la comunicación y todas las demás aristas necesarias para mover un proyecto de manera independiente”.

¿Qué buscaron mostrar en este álbum?

La evolución en el sonido de la banda, y creo que lo logramos con creces. Si se lo compara con nuestro primer Ep, pueden verse las diferencias. Es un disco que propone un viaje, está englobado dentro de un concepto y una estética sonora bien definida y personal. Nuestros temas tienen personalidad y quisimos remarcar eso. No queremos sonar como todos. Estamos en nuestra propia búsqueda y somos fieles a eso. Creo que la sinceridad es una de las cosas más importantes a la hora de crear algo. Si no sos real o genuino, eso se termina notando.

¿Cómo ven la escena emergente actual en la Argentina, y cómo encaja NotYet en ella?

Viene creciendo mucho estos últimos años. Se ve en la cantidad de bandas nuevas que salen y en festivales cada vez más picantes. Si bien todavía falta, el público está volviendo a valorar los proyectos independientes y las movidas nuevas, después de unos años post Cromañón, donde todo estuvo medio apagado. Todo se da gracias a una renovación en el sonido de las bandas, lo que se conoce como el “nuevo rock argentino” y la profesionalización de los proyectos en todos los aspectos. Ahora podés salir a ver bandas independientes que ofrecen shows de calidad internacional y eso suma por todos lados. Hay mucha gente trabajando duro y eso se nota.

¿Y con qué dificultades se encuentran?

Como principal aspecto a mejorar veo las barreras que encuentran las bandas nuevas para conseguir ese primer público por fuera de su círculo. En este sentido, la clave está en juntarse con otros grupos o participar de ciclos, fechas, festivales que nucleen bandas afines y de esta manera lograr mostrarse ante un público mayor. Por nuestra parte, estamos muy contentos por el recibimiento que tuvo “Jaspe” en estos primeros meses desde su lanzamiento, y estamos con grandes expectativas por lo que se viene. Trabajamos diariamente para seguir mejorando y haciendo lo que más nos gusta, que es juntarnos a tocar y hacer música.

Not Yet se presentará el sábado 18 de agosto, a las 21, en Lucille. Gorriti 5520, CABA.