Share

Moxa: "Revelar lo verdadero, descartar lo transitorio"

El disco debut contará con 8 temas, que narran diversas temáticas actuales poniendo en valor la búsqueda de la verdadera identidad, lo genuino y la libertad del ser desde la transformación interior de cada persona.

"Revelar lo verdadero, descartar lo transitorio", parte de la canción elegida como primer single, se desprende de filosofías budistas que exploran el ser conscientes de la dignidad de la propia vida y la del resto de las personas. Revelar lo verdadero recalca estos valores, con la convicción absoluta que la firmeza interior de unx mismx puede transformar la sociedad en la que vivimos.

El videoclip de "Un monje en el 1200 (Revelando lo verdadero)" fue filmado y dirigido en febrero de 2021 por NoktaFilm, conformado por Fernando Vivas, Gabriel Cardenas y Juan Abdala, y cuenta con la participación de Ludmila Ñunez como coreógrafa junto a un elenco de bailarinxs y actorxs como Rocio Agrasar, Paloma Barcelona, Alberto Aquino y Dulce Santiago.

Este material audiovisual se representa dentro de un "mundo que se cae a pedazos", el cual se condice con nuestras circunstancias actuales, y muestra cómo cada persona, desde su lugar y a su manera, sin importar los obstáculos, puede desprenderse de sus viejas creencias y paradigmas para poder revelar lo verdadero dentro de sí misma.

Moxa es un trío argentino conformado por Julian Gancberg en piano y teclados, Paola Maiorana en voz y teclados, y Martin Freiberg en batería electroacústica. Cuenta con composiciones propias y apuesta a una búsqueda innovadora desde la composición, los arreglos, la instrumentación y las letras. Abordando distintos géneros musicales, sus canciones mezclan el rock nacional, el jazz, y lo popular contemporáneo desde una propuesta lúdica y ecléctica.

Lanzaron su primer EP, un material audiovisual, el cual fue grabado en vivo y cuenta con 4 singles originales disponibles en YouTube. Paralelamente, comenzaron a idear su primer LP, cuya grabación inicia en noviembre de ese mismo año en Estudios Insigno de Mariano Otero (el bajista de Fito Páez) y que planean lanzar a mitad de este año y contará con la participación de algunos invitados y con Mariano López en mastering. Así, Moxa busca recorrer distintos universos sonoros utilizando su lírica como uno de los puntos centrales, transmitiendo un mensaje de paz y amor.

"Un monje en el 1200 (Revelando lo verdadero)" es el single adelanto de su primer LP que contiene una ideología budista. ¿Por qué la elección de este tema como carta de presentación? ¿a qué hace referencia "Revelar lo verdadero"?

Elegimos "Un monje" como corte porque tiene mucho que ver con el mensaje que queremos transmitir como grupo: la búsqueda de lo genuino, lo sincero; el encuentro de un estado de firmeza interior que no se deje llevar por circunstancias externas, para poder encontrar felicidad e irradiar alegría a las demás personas. El poder de sernos fieles y liberarnos de las limitaciones y apegos que nos construye la propia mente. Sin dudas, esta canción es la que más transmite explícito ese mensaje, y también una de las que más nos atrae musicalmente, con secciones electrónicas y otras rockeras. Para nosotrxs, el camino de la música es ese laburo personal cotidiano; por eso la intención de estrenar esta canción como adelanto. La referencia "Revelar lo verdadero, descartar lo transitorio" viene efectivamente de filosofías budistas que exploran el Ser, que son conscientes de la dignidad de la vida propia y la del resto de las personas, y que así generan una transformación en el entorno. La intención de la frase es recalcar estos valores, con la convicción absoluta de que la firmeza interior de unx mismx puede transformar la sociedad en que vivimos.

¿Cómo fue el proceso de grabación?

Laburamos en estudio Insigno de Mariano Otero, un capo y un referente para la banda. Pero antes hubo un largo proceso de preproducción: ya habíamos realizado una sesión en vivo de algunos de los temas, que se puede ver en YouTube, y también fuimos probando la música en distintos shows; uno lindo que hicimos en Sofar y otros en los que compartimos con más capos y referentes nuestros, como Lito Epumer y Mono Fontana. Después nos agarró la cuarentena, así que tuvimos tiempo para laburar la postproducción, la grabación de los teclados, las voces y las participaciones de Pedro Bulgakov (baterista de Juan Ingaramo, La Portuaria, Zero Kill, Angela Torres) tocando tabla hindú, y de Ezequiel Cantero (guitarrista de Roman, El jardín de Ordóñez, Javier Malosetti y la Colonia) tocando un solo letal. Después lo mezclamos con Gabi Biuso y lo masterizamos con Mariano López, que laburó prácticamente con todas las leyendas del rock argentino. Por último, el contexto actual nos permitió detenernos a producir un poquito más de contenido, como fueron el video de "Un monje" y más material que está próximo a salir.

Sabemos que su disco debut contará con 8 temas. ¿Continuarán con la misma línea de "Un monje en el 1200"? ¿Qué pueden adelantar?

El álbum sigue con la línea de "Un monje", por eso es la carta de presentación. En él, hablamos de un montón de conceptos que nos trascienden. Sentimos que hay una especie de "misión" en lo que decimos, y cómo lo llevamos a cabo. Por eso, estas canciones hablan de ser genuinxs, de no dejarnos vencer, de que en nuestro interior están esas respuestas que buscamos. A nivel musical, partiendo de una base rockera, hay conexiones con lo urbano, el jazz y la música sinfónica, de manera lúdica, bien ecléctica. Ah, y también hay un poco de protesta y de pies puestos un poco más en situaciones actuales, o por ahí eternas, que nos toca vivir en Buenos Aires y Argentina, como sociedad.

¿Qué planes o proyectos tienen en mente, dentro de las posibilidades por el contexto actual, para lo que sigue del año?

Queremos seguir entregando material para que la gente nos conozca y el proyecto se reproduzca; para poder encontrar nuevos espacios de expresión de nuestro mensaje que queremos impulsar, que nos estimula y entusiasma. Por suerte, estamos trabajando con gente muy piola, desde el managment hasta el equipo de producción del videoclip, pasando por el elenco de baile, por ejemplo. Ojalá se vislumbren horizontes de un ida y vuelta con el público, ya sea virtual, a través de conciertos transmitidos y las plataformas digitales, o real, tocando en vivo en festivales, poder armar giras por el país, grabar otro álbum y hacer más videos que nos den el espacio para esta propuesta lúdica que nos parece, es la esencia de Moxa.