Share

Microsoft Surface Headphones 2: mal diseño, excelente rendimiento

Los nuevos Surface Headphones 2 de Microsoft son casi perfectos, siempre y cuando no te importe el diseño.

Cuando la primera versión de estos auriculares fue lanzado al mercado, en 2018, no tenían nada de malo. Buena calidad de sonido, cómodos y también tenían controles ingeniosos en el dispositivo que los diferenciaban de la competencia. Casi dos años después, los nuevos Surface Headphones 2 no suman demasiado. En lugar de tratar de cambiar el mundo con un producto disruptivo, Microsoft nos ha dado un seguimiento con un precio significativamente más aceptable y un par de otras mejoras para hacer que estos auriculares sean dignos de la consideración de cualquier usuario.

Lo bueno: comodidad suprema, batería de larga duración, precio mucho mejor

De verdad: prácticamente no tienen nada nuevo sobre el modelo anterior. Se ven exactamente igual que antes, con enormes almohadillas para los oídos sobresaliendo de los paneles redondos de los oídos a ambos lados de una diadema de plástico que se curva hacia afuera en cada extremo. Hay un nuevo esquema de color negro mate para combinar con la opción gris de la última vez. Pero, en cuanto a las mejoras de audio, no hay nada realmente nuevo.

Los Surface Headphones 2 incluyen controladores de 40 mm y 13 niveles de cancelación de ruido, que ahogan la mayor parte del ruido ambiental en los niveles superiores y lo amplifican ligeramente en el otro extremo del espectro.

En otras palabras, si sos quisquilloso con la cancelación de ruido, estos son los auriculares indicados.

La configuración es fácil y se maneja a través de la aplicación Surface Audio para iOS y Android. Con la app abierta es necesario mantener presionado el botón de encendido durante unos segundos para ingresar al modo de emparejamiento de Bluetooth, y seguir las instrucciones en pantalla. Una vez hecho esto, la aplicación te permite cambiar el nombre de los auriculares, verificar la duración de la batería y deshabilitar los controles táctiles, así como meterte con un ecualizador si sos un verdadero audiófilo. Hay ajustes preestablecidos para música clásica, jazz, pop y rock aparte de la configuración predeterminada, que estará bien para la mayoría de los oyentes. También permite crear y guardar tus propios ajustes preestablecidos.

Una vez que estás usando los auriculares, no tardarás mucho en olvidar que los estás usando. Los Surface Headphones 2 son excepcionalmente cómodos. Serán grandotes, pero con unos 300 gramos de peso son ligeros como una pluma. Los auriculares están bien acolchados, tanto como la parte superior de la diadema, con lo que el plástico duro nunca tiene por qué tocar tu cabeza.

El volumen y la cancelación de ruido se controlan mediante diales circulares en los oídos derecho e izquierdo, respectivamente. Un control muy intuitivo, en el cual simplemente tenés que girar el dial hacia adelante para aumentar el volumen o la cancelación de ruido, y girarlo hacia atrás para disminuirlos. Mucho mejor que otros competidores, que tienen un interruptor para prender o apagar la cancelación de ruido, como los Bose NC 700.

Los controles básicos de reproducción se acceden a través de un panel táctil en la parte exterior de los auriculares. Con un solo toque a cada lado hace una pausa o reproduce música, un doble toque salta hacia adelante y un triple toque salta hacia atrás. Los toques dobles también se utilizan para aceptar y finalizar llamadas telefónicas, lo cual es inteligente porque reduce el riesgo de realizar cualquiera de las acciones accidentalmente. También puede rechazar una llamada manteniendo presionado el panel táctil en el lado derecho o silenciar una llamada utilizando un botón de silencio dedicado, también en el lado derecho. El área sensible al tacto de cada auricular es lo suficientemente pequeña como para que sea generalmente difícil hacer algo que no pretendía hacer.

La calidad del sonido en Surface Headphones 2 es excelente. Consiguen un brillo muy intersante de las canciones, aún en tracks con sonidos extremadamente altos y bajos del espectro. Y la cancelación de ruido hace todo su aporte: podés sentarte al lado de un aire acondicionado prendido y escuchar una canción lowfi que no vas a sentir las interferencias.

Para los más techies, un bonus: los Surface Headphones 2 incluyen el dictado de voz para el software Microsoft Office. Impresiona la precisión y la velocidad del dictado, aunque no deben ser muchos los que lo aprovechen.

Dicho todo esto, el gran valor real está en la excelente duración de la batería. Con una sola hora de carga por USB, estos auriculares rinden unas 15 horas de reproducción continuada con la cancelación de ruido activada. Muy bien.

En cuanto al precio, en 2018 los lanzaron por u$s 349.99, un valor valor estandar para ese tipo de producto en aquél momento. Este relanzamiento 2020 lo posicionan en u$s 249.99. Quizás no estén a la altura de los Bose NC700 (u$s400) o de los Marshall Monitor II (u$s320), pero son notablemente más baratos.

¿Cuál es el problema, entonces? Son geniales desde el punto de vista de la usabilidad, pero son considerablemente más feos que cualquier otro modelo del mercado. La pregunta: ¿tiene sentido pagar casi 100 dólares más por lo estético?