Share

Melingo: "Lo que nos une con Andrés es algo inquebrantable que es la amistad"

Daniel Melingo cierra su trilogía con el disco titulado "Oasis". El álbum tiene trece canciones con múltiples invitados, entre ellos, su amigo Andrés Calamaro. Recientemente, lanzaron su video "El blues rebétiko de 7 vidas", que está disponible en Youtube.


Foto: Fabio Borquez

¿Qué tiene de especial este disco?

Tiene varias especialidades y varios especialistas juntados para este nuevo proyecto. Los invitados, que son personajes, están todos ensamblados e insertados de una manera gracias a los músicos y a los ingenieros que trabajan conmigo. Los artistas plásticos, escritores y diferentes personas que colaboran en todo este proceso, que, en el caso de este álbum, estuve más de dos años en la elaboración. La guindilla la pusieron los invitados como personajes, que los fui elaborando en conjunto con Rodolfo Palacios, que es mi colaborador y guionista, por llamarlo de alguna manera. También hay diferentes letristas como Francisco Garamona y María Celeste Torre, que ponen sus liricas en algunas de las canciones. Tiene de especial muchas cosas y hay muchos especialistas en un mismo trabajo.

¿Cómo surgen estos personajes?

Surgen de mi colaborador Rodolfo Palacios. Fuimos diseñando estos invitados que son pares y amigos míos, colaboradores de ruta de hace mucho tiempo, en diferentes ramas. Andrés Calamaro, Vinicio Capossela, Enrique Symns, Fernando No, Stephanie Ringes... Fuimos creando a partir de la personalidad de los invitados esta suerte de personajes que son unos alteregos de ellos mismos, para los cuales aplicaron su voz para estos personajes. De alguna manera fantástica, supieron en la realidad exagerar la personalidad de cada uno y entrecruzarlos en su relación en la historia que cuento a lo largo de este álbum.

¿De qué se trata tu personaje?

Cuenta la historia de un linyera que tiene un sueño: se le dispara buscar sus orígenes. En esta búsqueda, en estas aventuras y desventuras, conoce a los demás personajes, los cuales lo llevan a una masacre y una muerte en masa en todos ellos y una parte final que atraviesan la muerte. Como fantasmas llegan hasta el lugar donde el linyera había soñado al comienzo de la historia.

¿Cómo es tu relación con Andrés Calamaro?

Con Andrés venimos trabajando juntos, prácticamente en ningún tiempo estuvimos separados. Siempre en contacto de una manera o de otra, con colaboraciones uno con el otro. Es una amistad que lleva muchos años y el compañerismo del trabajo, la admiración mutua que tenemos entre nosotros. No sólo de haber colaborado en los Abuelos de la Nada, en sino en una infinidad de proyectos. Inclusive, antes de los Abuelos y a posteriori, en trabajos míos solistas... Lo que nos une con Andrés es algo inquebrantable que es la amistad.