Share

Iván Salo: "Cada canción tiene su periodo de maduración"

El músico argentino presenta su nuevo simple "Mientras todo pasa", una canción fresca con aires jazzeros y que formará parte de su tercer disco.

¿Qué buscaste contar en este tema?

"Mientras todo pasa" habla de varias cuestiones: en primer lugar, de todo aquello que nos pasa en la vida mientras planificamos otras cosas. Por otro lado, refiere al inconformismo y en no disfrutar de lo que ya tenemos o del presente, pensando siempre en conseguir "algo más". También habla de no pensar tanto las cosas, sino de sentirlas: "Buscando siempre una razón dejás de lado el corazón", dice el estribillo.

Tiene una letra con mucho reflejo de la actualidad...

Es muy loco, porque la compuse mucho antes de que apareciera el COVID-19, pero como la grabé en cuarentena parece tener algo que ver con lo que estamos viviendo, aunque no es así. O tal vez sí, qué se yo, es todo muy loco. Quizás este era su tiempo. Cada canción tiene su periodo de maduración y a este tema le tocó el tiempo que estamos viviendo.

¿Qué cosas te inspiran al sentarte a escribir y componer?

Muchas: los viajes, los libros que leí, las aventuras de la vida, los amores, las pérdidas que me tocó sufrir, las películas que vi, el mar, los amaneceres, la naturaleza, las relaciones humanas. Y además algunas historias inventadas que alimentan mi imaginación. No siempre escribo sobre lo que viví, a veces me dejo llevar por el inconsciente e imagino historias.

Este año lanzaste además otros dos temas, ¿estás pensando en un nuevo disco o la idea es seguir lanzando simples?

Sí, empecé el 2020 lanzando "Sobre tu piel", un tema bien latin pop. Luego en agosto edité "Tres el amor", una canción más personal y "de cuna", dedicada a mi hijo. Y ahora en septiembre llegó "Mientras todo pasa", más por el lado del jazz. Tengo pensado presentar un tema más antes de fin de año, y para 2021 recopilar estas canciones, sumarle tres o cuatro más y lanzar mi tercer disco, el cual ya tiene nombre y se llamará: "Decantado", que es un juego de palabras por mis diez años de carrera solista.

¿Qué cosas sentís que fuiste evolucionando en esta década como músico?

Aprendí a profesionalizarme, en todos los aspectos, no sólo en la composición, el canto, la performance en vivo y todo lo relacionado a lo meramente artístico, sino también en el desarrollo de mi carrera y en aquellas cuestiones que tienen que ver con la imagen, las redes sociales, el management, la prensa, la organización de shows, la planificación de giras, etc. Todo aquello que no se ve, pero que hay que hacer y que termina influyendo en la construcción de un artista. Y eso lo fui aprendiendo en el camino. Como dice el poema: se hace camino, y se aprende, al andar.