El sitio del rock en Argentina 21 años online
Shows

Estelares en Vorterix, y cómo darle una vida a las canciones sin arrepentirse

A un año calendario exacto de su última visita a Rosario, el grupo surgido en La Plata regresó al Vorterix pero esta vez con una lista de nostálgicas canciones, en una noche de recuerdos.

Los más de 20 años de trayectoria de Estelares se festejaron ante un numeroso público que colmó el teatro rosarino de calle Salta. El ya amalgamado sexteto liderado por Juan Manuel Moretti llegó con su #ConstelacionDeCanciones y la marca registrada de exquisitas composiciones y melodías, endulzadas con bonitas anécdotas.

El show comenzó puntual -tras el debut de los Nea Agostini en Rosario- mientras Moretti irrumpía en el escenario con una remera negra de Black Sabbath, sus inoxidables gafas y un saco entre verde y turquesa, tonalidad acorde a una semana crucial por la lucha de la legalización del aborto seguro y gratuito, aunque ya habría tiempo para hablar más del tema.

Con “4 chicos”, “De la Hoya” y “Línea D” se iba presentando una jornada de clásicos lados B pero Manuel se colgó la guitarra y sonaron también algunos hits como “Las trémulas canciones” y “Solo por hoy (chica oriental)”. Canciones para mover el piecito.

Entre alusiones, ricos relatos y sucesos, casi como un regalo estelar, fue el momento de “América” y otros éxitos quizás más radiales como “Melancolía” y “Rimbaud”. El concierto iba adquiriendo bastante intimidad cuando el juninense contó que “Los alerces” nació en el mítico bar rosarino: El Diablito.

Estelares siguió enriqueciendo el festejo con narraciones cautivadoras y llegó “Aire” que tiene una coqueta versión cuartetera en la voz de Fernando Bladys. Moretti, Bertamoni y el resto se tomaron en serio eso de nostálgica noche e invitaron a la joven cantautora Belén Conte que hizo una (muy) hermosa versión de “Un día perfecto”, con Moretti acompañándola en acústica. La canción forma parte de la BSO de “Reloca”, un film que tiene como protagonista a Natalia Oreiro. Uno de los más bellos instantes de la noche en la que también se reflexionó con pañuelos verdes, al grito de “será ley”.

El recital no tuvo el clásico suspenso al momento del arribo de los bises. Moretti, en confianza, anticipó en el final que aún quedaban tres o cuatro canciones más y sorprendieron con “Como cría de leopardo”, para celebrar el éxito cosechado con “Es el amor”. “¿Qué les parece ‘Luxemburgués’?”, dijo Manu y nadie pudo refutarlo porque también luego vino “El corazón sobre todo”, para lo que fue una lista impecable de canciones estelares.

El recital no terminó ahí porque el clima amistoso continuó en las redes sociales. Pese a ser una banda de trayectoria consolidada hubo varios regalos mutuos y momentos íntimos que afirmaron el romance que los Estelares tienen con ciudades como La Plata o la misma Rosario.

Fotos: María Fernández.