El sitio del rock en Argentina 23 años online
Notas

Cumple tu sueño de aprender a tocar la guitarra y descubre sus beneficios

Aprender a tocar un instrumento musical es una actividad muy beneficiosa que mejora nuestra salud e incrementa nuestro bienestar. La guitarra se encuentra entre los instrumentos más populares y mucha gente sueña con aprender a tocarla. Tocar la guitarra con Superprof te acercará más a cumplir tu sueño y te aportará muchos beneficios.

¿Cómo nos ayuda emocionalmente?

Aprender a tocar la guitarra tiene innumerables beneficios a nivel emocional. El estrés es el principal estado mental que afecta nuestra salud y saber tocar un instrumento musical nos ayudará a combatirlo. La atención y dedicación que requiere aprender a tocar la guitarra despejará la mente y nos ayudará a olvidar por un rato aquellas cosas que nos preocupan. Asimismo, la música nos da la posibilidad de expresar nuestros sentimientos y elegir el género musical que más se asemeje a cómo nos sentimos nos dará el desahogo que tanto necesitamos. Esto contribuye a mejorar nuestros niveles de ansiedad y es muy recomendable para personas que sufren estos trastornos o depresión.

Aprender a tocar la guitarra mejora nuestra autoestima. Por un lado, la satisfacción que nos produce realizar una tarea de la mejor manera posible nos da una sensación de autorrealización. Por otro, aumenta nuestra confianza. Haber aprendido a tocar la guitarra nos abre a nuevas posibilidades como componer música o formar parte de una banda. Si eres introvertido, saber tocar la guitarra te ayudará a ser más extrovertido y a socializar con otras personas.

Otro beneficio de saber tocar este instrumento es que promueve la creatividad y abre nuestras perspectivas. Además, es una forma de entretenimiento que nos desafía permanentemente. Avanzar en nuestro aprendizaje cumpliendo nuestros objetivos hará que disfrutemos mucho de este pasatiempo.

Beneficios corporales

Nuestro cerebro también se beneficia de aprender a tocar la guitarra. Durante el aprendizaje, se estimulan diversas zonas en el cerebro que provocan mejorías en nuestra memoria y nuestra capacidad de interpretación. Estudiar música nos permite desarrollar nuestras habilidades para procesar información y esto se traduce en una mejoría en la asimilación de nuevos conocimientos. Tocar la guitarra es un buen ejercicio para mantener activa nuestra mente que, incluso, puede beneficiarnos en otras áreas de la vida. La estimulación que se genera en el cerebro permite, por ejemplo, mejorar nuestras habilidades matemáticas y concentrarnos más.

Saber tocar la guitarra mejora nuestra coordinación y el desarrollo de nuestro sentido táctil, visual y auditivo. Tener coordinación táctil es fundamental al tocar la guitarra y, si crees que no tienes muy desarrollado ese aspecto de tu cuerpo, aprender las notas musicales para poder tocar una canción te ayudará a mejorarlo. Además, es una buena forma de entrenar al oído para que perciba mejor los sonidos y reconozca las notas musicales. En definitiva, nuestra capacidad psicomotora aumentará y podremos aplicar lo aprendido a otros aspectos de nuestra vida. En cuanto al aspecto visual, nuestra capacidad de interpretar una partitura o tablatura y llevarla a la práctica, al mismo tiempo que tocamos la guitarra, mejorará nuestra coordinación.

Trabajar en el desarrollo de nuestra coordinación traerá un beneficio adicional que podrá aplicarse a la vida cotidiana. Nuestra capacidad para realizar varias tareas al mismo tiempo se verá beneficiada por aprender a tocar la guitarra ya que en el proceso debemos hacer varias cosas al mismo tiempo: leer las partituras y tablaturas, crear el acorde correcto, concentrarnos para que el sonido sea preciso, anticiparnos a las próximas notas, escuchar atentamente y mantener el ritmo. Este entrenamiento nos servirá para poder realizar otras tareas simultáneamente.

Al igual que lo que sucede con el estrés, está comprobado que la música es capaz de sanar dolores. Escuchar música promueve la relajación y, así como nos permite dejar de pensar en aquello que nos preocupa, hará que nos olvidemos que sentimos dolor. Concentrarnos en aprender a tocar la guitarra hará que nuestra mente piense en otra cosa y el sonido de la música nos relajará, proporcionando un bienestar general para nuestro cuerpo.

Otro gran beneficio de saber tocar la guitarra es que mejora la salud del corazón. Muchos estudios concuerdan en que los músicos, en especial aquellos que tocan la guitarra, gozan de una mejor salud cardiovascular. Concentrarte en tocar la guitarra te relaja al mismo tiempo que reduce tu presión arterial. Esto hace que disminuya la frecuencia cardíaca y, por lo tanto, el corazón no se esfuerce de más, mejorando su salud.

En definitiva, aprender a tocar la guitarra y cumplir con nuestro objetivo nos hace felices y esa felicidad se traduce en una buena salud mental y corporal. Si siempre has soñado con aprender a tocar este instrumento, ahora es el momento de hacerlo realidad. Gracias a sus incontables beneficios, aprender a tocar la guitarra no solo te proporcionará un entretenimiento, sino que te ayudará a mejorar otros aspectos de tu vida.