Share

Cosquín Rock 2020: Día 1

Arrancó la edición 20 del festival de las sierras cordobesas en el que hubo variedad para todos los gustos, y con potentes shows de Skay y los Fakires y el ansiado regreso de Divididos como puntos más altos de la primera jornada. Las fotos son de Catriel Remedi.

Cuando la tarde llegaba a su fin, casi a las 20, y tras los shows de Airbag y Las Pastillas del Abuelo ante una gran multitud que colmó el sector del Escenario Norte desde temprano, Divididos regresó al Cosquín Rock luego de quince años con una lista cargada de adrenalina que arrancó con “Cajita musical” y que tuvo un hit tras otro hasta el final: “Tengo”, “El 38”, “Salir a comprar”, “Qué tal” (mechada con “La rubia tarada”), “Spaghetti del Rock”, “Par mil”, “Huelga de amores”, “Amapola del 66”, “Sucio y desprolijo”, “Paisano de Hurlingham”, “Ala delta” y “Crua Chan”.

Para reafirmar que el rock puede seguir siendo protagonista entre tanta inclusión de nuevos estilos al festival, Skay volvió a dar uno de esos shows que dejan ver que el guitarrista y cantante están en otro nivel, otra categoría inalcanzable para cualquiera que pise el suelo del Aeródromo de Santa María de Punilla.

Esta vez, la lista elegida osciló entre los clásicos de siempre de su etapa solista (“Ya lo sabés”, “Flores secas”, “El redentor secreto”, “Chico bomba”, “Oda a la sin nombre”), los temas de su pasado ricotero (“El pibe de los astilleros”, “Ji ji ji”, “Criminal mambo”) y su más reciente disco, “En el corazón del laberinto”, con canciones como “Late” y “El sueño de la calle Nueva York” –donde Skay dejó de lado la guitarra para solo tomar con sus manos el micrófono y dedicarse a bailar de forma endemoniada, en una nueva faceta del frontman-.

Entre los sets del trío liderado por Mollo y el del ex Redonditos de Ricota pasó el homenaje a Charly García interpretado por su banda y con músicos invitados de distintas generaciones, a modo de un karaoke algo improvisado y con algunos problemas de sonido: Nito Mestre (“Instituciones” y “El día que apagaron la luz”), León Gieco (“Los salieris de Charly” y “El fantasma de Canterville”), Ciro Martínez (“Demoliendo hoteles”), Fernando Ruiz Díaz (“Cerca de la revolución”), Celeste Carballo (“Rezo por vos”), Hilda Lizarazu (“Fanky”), Nathy Peluso (“Promesas sobre el bidet”), Bandalos Chinos (“Asesíname”), Louta (“Me siento mucho mejor”) y Los Auténticos Decadentes (“No voy en tren”).

Mucho más temprano, cuando el Sol se asomaba de a ratos entre las nubes que amenazaron con una tormenta que finalmente nunca llegó, las cordobesas de Pink Wasted y de Fly Fly Caroline pusieron los tintes pop entre los escenarios Norte y Sur, mientras que la promesa del blues Karina Vismara asomaba en La Casita del Blues.

Hilda Lizarazu puso a todos a bailar y cantar con “Viaje fantástico”, “Sola en los bares”, “Dios”, “Caribe sur” y un mix de “Yo quiero a mi bandera”, “De música ligera” y “La bestia pop”, además de un homenaje a Luis Alberto Spinetta con “Seguir viviendo sin tu amor”.

Los paraguayos Kchiporros tuvieron un gran debut con su fusión de cumbia y ska.

Y mientras El mató a un policía motorizado y Louta cerraban el Sur, Los Auténticos Decadentes ponía el final a la primera jornada con una fiesta de hits bailables como “Somos”, “Pendeviejo”, “La prima lejana”, “Vení Raquel” y “Loco tu forma de ser”.

Fotos: Catriel Remedi