Share

Acorralados presenta su disco en vivo: "Naturaleza tóxica"

La banda oriunda de Villa Urquiza presenta su nuevo material discográfico. Acorralados es una banda que desde sus orígenes busca que la canción de rock conmueva. Es asi, que a lo largo de sus cinco discos aborda diversas matices del rock para conseguir una impronta personal, un sonido que los defina y los distinga.

La banda está integrada por: Leandro Visca (Voz y Guitarra acústica), Facundo Visca (Guitarra líder), Hernán arroyo (Bajo), Nicolás Stavisky (Batería) y Santiago Rossi (Guitarra Rítimica) con la incorporación de Matías Dabanch, exiguo pianista del mundo del jazz.

"Naturaleza tóxica" (2020) fue grabado durante una presentación en vivo en The Roxy y hace un recorrido a través de su obra. Principalmente, el disco transita canciones de "Naturaleza plástica" (2018), material que fue grabado y producido por Pablo Spivak y Migue Soifer de El Bordo en Estudios El Pie.

Con una variedad de influencias, desde el año 2007 Acorralados es una banda de rock cálido que destila Buenos Aires en sus sonidos. Hasta el momento llevan grabados cinco discos y en dos oportunidades fueron nombrados por El Festival de Medios Independientes como "Mejor banda del año".

¿Por qué la decisión de lanzar un disco con versiones en vivo?

Facu: El disco en vivo era algo que nos debíamos. Cuando toca Acorralados sucede algo que es difícil de traducir en un disco de estudio. Este año cumplimos doce años como banda y queríamos mostrar esa magia que tienen los conciertos, incluso desde su "imperfección". Personalmente, cuando me recomiendan una banda voy directo a las grabaciones en vivo, para ver de qué va la cosa. Creo que "Naturaleza Tóxica" muestra a la banda tal cual es y estamos muy contentos con eso.

Leandro: Es retratar un momento que creemos es un gran momento de la banda. La confluencia de todo lo que venimos haciendo con el crecimiento del último disco ("Naturaleza Plástica"). También hay algo de ajusticiamiento a nivel sonoro que tiene que ver con que nunca habíamos podido sonar en un disco como sonamos en vivo. No sé si alguien lo logró, pero a pesar de estar felices con los resultados finales de todos los discos, "Naturaleza Tóxica" es el manifiesto total de la musicalidad que logramos juntos en el escenario. Entonces se puede decir que ahora estamos en paz.

Si bien el arte de tapa del álbum es una fotografía tomada durante el show en The Roxy, al verla hoy en día resulta muy acorde al contexto actual: las máscaras de oxígeno, la vestimenta y también el nombre “Naturaleza Tóxica” entre otras cosas. ¿Fue una mera coincidencia o hay algún un tipo de mensaje atrás de esto?

Facu: En realidad todo fue una una loca coincidencia. Como banda trabajamos mucho las presentaciones en vivo, y quisimos aprovechar el gran escenario que tiene The Roxy para mostrar una propuesta distinta. Nuestro diseñador y director de arte Maxi Bottoli pensó en esta "Naturaleza Tóxica" a partir de las dificultades que tienen las bandas independientes para abrirse paso en el camino de la música. Muchas veces la industria y las exigencias del mercado se convierten en ese paisaje hostil y radioactivo en el cual sobrevivimos como artistas. Esa fue la historia que quisimos contar.

Leandro: Lo que pasa es que ahora estamos ante un peligro muy visible y bueno, es increíble que lo hayamos hecho para reforzar la idea del under sobreviviendo a lo tóxico que son las discográficas, los festivales, “los dueños de la música”. Quizás, también es tiempo de pensar hasta dónde puede sobrevivir el arte en ese contexto. Ahora uno puede ver cómo los empresarios coptaron esa cuestión espontánea de los vivos de los artistas desde sus casas y ya hay festivales mainstream que se van a transmitir en las pantallas. Y yo digo: no pierden una chance. Quieren ganar siempre. De eso habla Naturaleza Tóxica, de no poder respirar. Pero la unión de las bandas es la salida. Ayudarnos, difundirnos, mejorarnos. Ser una alternativa de poder real para los que siempre pierden.

¿Cómo llevan el aislamiento cómo banda? ¿Están creando nuevas canciones?

Facu: En principio tratamos de estar siempre en contacto. Lógicamente las reglas cambiaron: algunos tienen hijas o hijos a cargo, otros estudian y trabajan. Por eso creamos un espacio virtual donde cada uno sube cosas cuando puede y luego las ponemos en común. Es el canal creativo que encontramos para trabajar las canciones nuevas. Sin embargo, a pesar de estar más tiempo en casa, a veces cuesta conectarse con el lado creativo o encontrar el espacio y el tiempo para componer. Por otra parte, tratamos de estar siempre conectados con la gente y con otras bandas a través de las redes. El disco lo lanzamos en vivo por Youtube y se juntó mucha gente que interactuaba en el chat. Fue algo muy loco y muy lindo, porque se generó la atmósfera que tienen los shows en vivo de Acorralados.

Leandro: Este tiempo traté de conectarme conmigo, con mi familia, con el universo. Hay un mandato que es el del sistema, en el que se nos enseñó, que hay que ser todo el tiempo productivos. Hacer, crear. Eso es falso y propio de una máquina de picar, no del arte. Me gusta pensar en hacer cosas nuevas pero no me gusta sentirme obligado a crear porque “seguro tenés más tiempo”. Más allá de que la casa me lleva trabajo y mi hijo también, a mí las canciones me nacen cuando me nacen. Sé que otros de los integrantes estuvieron haciendo cosas, familiarizándose con los programas para grabar y editar. Eso está buenísimo y fue natural, les agarró la inquietud. Pero lo creativo tiene que ser auténtico y estar conectado con la esencia de uno mismo. Tiene que ver con lo que nos lleva a hacer una canción, más allá de la canción en sí. Particularmente me gusta decir que hice un tema y medio y es verdad, ja. Cada uno lidia con el confinamiento como puede y está bueno que así sea.

¿Qué proyectos tienen para cuando finalice el confinamiento?

Facu: Es difícil imaginar qué mundo nos quedará cuando pase todo esto. Algunos hablan de una nueva normalidad. Creo que el streaming es una herramienta valiosísima en estos tiempos, y que debiera regularse para darle una mano a tantos artistas que la están pasando muy mal. Por lo pronto utilizamos ese canal para conectarnos con la gente, y allí seguramente mostraremos nuevas canciones. Pero el deseo verdadero es salir a tocar para reencontrarnos con la gente y con nosotros mismos. No imagino la música sin ese elemento. Ojalá que pronto estén dadas las condiciones para que eso suceda.

Leandro: Me gustaría recuperar todo lo lindo que había y que haya una purga de todo lo que nos jode la vida. Pero si no se puede, ojalá podamos grabar un buen disco y que cuando nos lo entreguen podamos sentir la misma satisfacción que sentimos con la salida de Naturaleza Tóxica. Realización, como cuando le pasas el primer lengüetazo al helado.