Share

Ella es tan Cargosa

El escorpión

No es necesario que me cuentes en detalle
que el mundo te trata mal.
En tu mirada se ve la punta de un Iceberg que
mejor no averiguar.

Tu cara es mucho más un campo de combate,
que tu propia cara en sí.
No fui, no soy ni voy a ser el responsable
de tu ya anunciado fin.

No jures más,
no volver a hacerlo,
un escorpión siempre va midiendo
dónde va a hundir su aguijón.

Probablemente, si lleváramos escrita
la biografía al andar,
una remera con los traumas de tu vida,
sí, te entendería más.

No jures más,
no volver a hacerlo,
un escorpión siempre va midiendo
cuándo va a hundir su aguijón.

No jures más,
no volver a hacerlo,
un escorpión siempre va midiendo...
No jures más,
no volver a hacerlo,
un escorpión siempre va midiendo...