Share

Los Cuervos

Paloma de medianoche (La rosa de cobre)

En algún lugar de esta ciudad dando vueltas en la oscuridad, sin ver ni oir ya nada más.
Ella baila triste con sus pies de sal, y su cuerpo se hunde en un oscuro amor.
donde los locos giran, bajo un blanco sol.
Con los ojos secos y la misma piel y el dolor golpeando la pared,
hasta despertar mañana otra vez.
Y caminar las calles con la misma piel donde el cielo se hunde
y el final se extiende, bajo un blanco sol.