Share

Luis Alberto Spinetta

El mar es de llanto

Una sola vez jugá un nombre, nombre que se aparte del que nombras.
Y lo crearás con tus manos, a menos que calles para no ver...
Y la pradera se abre al mirar, y sabés que ya contiene esa luz que vas a buscar, al fin.
Y al morir el calor sabés que el mar es de llanto...
Una sola vez sé las aves, y el cielo también para navegar.
Con tu corazón en cascada, vas llegando al vado de la verdad...
Y la pradera se abre al mirar, y sabés que ya contiene esa luz que vas a buscar, al fin.
Y al morir el calor sabrás que el mar es de llanto...