Share

Luis Alberto Spinetta

Bomba azul

Y al ir se concretó
su amor de manzana azul.
en los labios.
Y así pudo entender que estaba dado todo,
todo un río...

Pasará al edén
como las palabras,
bomba azul,
con su dentellada herida
por su inspiración.

Prendas sobre el alud,
el ama a esta piel de más,
sol de enero y viento...

Y en ruinas se convirtió;
nave y abismo lo abren,
no para de llamar.

Va directo al Edén,
donde no hay piedad,
bomba azul,
con su dentellada aún tibia;
o sea: Su primer refugio.