Share

Luis Alberto Spinetta

Tu corazón por mi

Dame nena,
tu corazón por mí,
dame todo,
tu corazón por mí.

Tan solo escucho:
tomá vení tomá,
tan solo escucho,
nena tomá vení tomá,
dame todo, al menos la ilusión,
dame nena, tu corazón por mí.

Y no lo dudo un instante,
yo sé que te gusta jugar así,
y no lo dudo un instante,
yo sé que te gusta jugar así.

Un mundo enfermo que cae,
no sé como puedes quedarte allí,
un mundo enfermo que cae,
no sé como puedes quedarte allí...