Share

Luis Alberto Spinetta

¡Qué hermosa estás!

¡Oh!,
exuberante,
es sencillo...
como es tu alma amor,
y aunque estés así tan radiante,
rendida en la niebla,
yo no respiro hasta ver tu despertar...
¡Oh mi amor,
que hermosa estás !
¡oh!, que extraña,
que es la vida...
algo viene, y algo se va...
y penetro así en la ausencia,
que es igual a un diamante...
y no respiro hasta verte,
así brillar...
¡Oh mi amor,
que hermosa estás !
¡Oh que linda que es tu risa!
que es tu risa,
que gira y gira...
alondra que vuelve al fin,
tan pendiente de las horas...
que sólo entiende la luz del amanecer...
¡Oh mi amor,
que hermosa estás !