Share

Almafuerte

Moraleja

Siempre ansié cantar.
El canto macho, nativo de mi nación.
Para enterarte.
Para informarte que, también yo he nacido.
En el terreno del Atlántico a los Andes.
Del verde Chaco a los hielos fueguinos.
tan solo, sueños alocados.
De un gringo argentino.

Pampas del Ranquel.
Sierras del Comechingón.
Sepan, que quien canta lleva en la sangre,
la historia final del malón.
Y conoce la moraleja.
El que no coje se deja, por eso lo estoy cantando;
el que no coje se deja
la puta que lo parió.

Por los niños pobres que no tienen hambre.
Por la suerte, y por las apariciones de la luz mala.
Por el Cristo salvador, por el diezmo señor.
Aquí sus pecados, hemos de salvarle,
y vengan las cristianías, y la gente.
Muerta de hambre.