Share

El Bordo

Hablame

Veo un amigo que está muy confundido, vamos.
¿No ves que así vas solo hacia un triste fin? Vamos.

Cuando la ansiedad y el fantasma quiera entrar,
cuando llegue el sudor frío, cuando empieces a temblar,
las costillas en la piel, el gatillo en la sien,
por favor, te pido, que esta vez...

Háblame, y a donde estés yo iré.
Tan sólo llámame, y a donde estés yo iré.

Hola, mi amigo, yo sé que no has dormido ayer,
puedo comprender que no queda tiempo que perder.

No quiero mirar y ver la misma postal
que afirma que lo malo es una genialidad,
que te roba el corazón, que te tira para atrás,
que te pide siempre más y más.

Háblame, y a donde estés yo iré.
Tan sólo llámame, y a donde estés yo iré.

Veo un amigo que está muy confundido, vamos.
¿No ves que así vas solo hacia un triste fin? Vamos.

No quiero mirar y ver la misma postal
que afirma que lo malo es una genialidad,
que te roba el corazón, que te tira para atrás,
que te pide siempre más y más.

Háblame, y a donde estés yo iré.
Tan sólo llámame, y a donde estés yo iré.
Háblame, háblame, háblame, háblame.