Share

El Bordo

La libertad

Tu voz brilla como el sol,
como los ecos que me alcanza el viento,
viajando desde el dolor,
iluminando todos los desechos.

Dejaste tu historia atrás,
saliste rumbo a lo desconocido,
y usaste tu voluntad
para enfrentar todo lo que has vivido.

Pincel de indomable luz,
llena de vida todo lo que toca;
lo que vos sentís, sabés.
Lo que pensás, eso ya es otra cosa.

Quiero ver sudor caer,
que sin esfuerzo nada vale nada,
quiero un grito atravesar,
con la emoción de haber dejado el alma.

La libertad se hace canción
en el refugio de tu voz.
Sueños de revolución.

Habrá mucho que aprender
hasta aquel día en que habremos partido.
Nos guía una ley mortal,
lo que respira es que aún está vivo.

Quiero el velo destrozar
para abrazarnos todos los sentidos,
en esta fusión real
de letras, músicas y de latidos.

La libertad se hace canción
en el refugio de tu voz.
Sueños de revolución,
gritando al viento.
Cuesta llegar, duele crecer,
voy aferrado a la ilusión
del camino junto a vos.

La libertad se hace canción
en el refugio de tu voz.
Sueños de revolución,
gritando al viento.
Cuesta llegar, duele crecer,
voy aferrado a la ilusión
del camino junto a vos