Share

Pedro el ermitaño

Atrapado por su conciencia

Atrapado por su conciencia y su demencia,
Corriendo despavorido ya no podía escapar
Esa noche su mente no pudo
Dominar a ese cuerpo
Que inconsciente empezaba a actuar.

Piensa en ella y no sabe que hacer
Después de esa noche
Se echo todo a perder, sólo por la falta
De paciencia.

Que puede hacer
Pensó en huir
Te digo pibe, no seas tan gil
Si fuiste muy hombre aquel día
Hacete cargo toda tu vida.

Ella se banco dolores y reproches,
Sin protestar, los dientes apretó.
Cometió un error pero no aflojo
Y para adelante siguió y
Nunca arrugo.

Orgullosa lleva el niño
Guacho de padre, es que una
Madre guerrera, no mira al
Pasado sino con fe
Al futuro incierto.