Share

Pastoral

Late un segundo

Cerró los cajones
y a su infancia abandonó
donde él iría,
nada podía llevar
ni ese suspiro que salía al exterior
completando así la lista
de todo su capital.

Poco era importante,
sólo encontrar a quien
le daría a un viejo la respuesta que buscó
desde que era un chico
y lloraba al sentir
tantos grises golpes.