Share

Pastoral

Improviso y hermoso

Besé tu vientre
que después creció
recosté mi cabeza sobre vos
me suspiraste un te amo tan genial
te di silencio y nubes de calor.


Jugamos tapados hasta el cuello
mientras nos hacíamos el amor.

Nuestro engendro crecía gigante
y un pequeño ser lo rompió.

Lloraste tanto y tanto te abracé
nenita frágil, con vos quise crecer
buscarte quiero en todas partes
existir en el tiempo por vos
sabiendo que el futuro nos trae
el producto de nosotros dos.