Share

La Guardia del Fuego

Estatuas de sal

Un manto de lluvia
cubrió la ciudad esa mañana
se deshacen en las esquinas
estatuas de sal con tu cara
la ley nunca esta de tu lado
si es madrugada
aunque te quieras dormir
y no te puedas dormir

Parado en el borde del mundo
un chico aguarda
un hilo de sangre
recorre su espalda mojada
no entiende por que de repente
le han crecido alas
será que eso es morir.