El sitio del rock en Argentina 23 años online

Los Fabulosos Cadillacs

Estratos (A-Números B-La culpa)

Y no tenía que ser Solo
el que iba en aquél auto.
(No tenía que ser Solo)
Debió haber sido él.
(Debí haber sido yo).

La salvación, la salvación.

Es el flamante ganador del premio
al salón de baile de swing.

Bajo un infierno azul
que se torna gris,
aquel gris oscuro,
ligero de las seis.

La penumbra, el faro,
la tormenta.

La salvación, la salvación.

Y crepitando sus pasos
aterradores en la cornisa,
su hermano se pierde,
mientras su padre, Averno, se enciende.

Solo, Juan, culpa.
Solo, Juan, culpa.
Solol, Juan, culpa.