Share

La Saga de Sayweke

El tullido

En la cola muy tranquilo
yo esperaba el recital
Con un tetra en la mano
a un tullido vi pasar
Como no tenía su entrada
comenzaba a transpirar
Y su boca balbuceaba
a alguien tengo que cagar.

En la puerta un cana espera
muy deseoso de cobrar
Es que el sueldo no me alcanza
vamo todo safaná
Pero una vez adentro
la renguera ya no está
Y del suelo junta entradas
para comercializar.

Se olvidó de la piernita
Se olvidó del recital
Pidió salir a la calle
y todo vuelve a comenzar.