El sitio del rock en Argentina 22 años online

V8

Reina ciega

Con los pies sobre rotas veredas
de custodiados barrios,
desperté viendo a la reina ciega,
revolcarse en el barro.

Matando el cuerpo
de quien la quiso auxiliar,
y consintiendo a quien
goza con su mal
pues, no sabe amar
pues, no quiere amar.

Me alejé de la densa esfera
que adormece en su llanto,
para oír de la palabra eterna
comprensión y encanto.

Lenguas de fuego vibran
junto al sembrador,
quien ya está presto
para cosechar amor.

Comprendí que el miedo a la muerte,
solo es para el culpable.
Que sin mas que creerse un cuerpo,
nunca sus manos abre.

Lenguas de fuego vibran
junto al sembrador,
quien ya está presto
para cosechar amor.
Darse es amor