Share

Los Siete Delfines

Angela

Angela, cuidado
ten piedad de lo que amamos
es verdad y es extraño
lo que pasa no hace daño

Es el fuego de mis ojos
y tu espalda es igual
es el fuego entre nosotros
para mi que hace volar

Angela en vano
te asocias a los que amamos
Angela donde estamos

Solo el fuego de mis ojos
en tu espalda que no esta

Angela nos vamos
alas para volar al sur
sin piedad abandonamos
y no pasa nada malo

Es el fuego de mis ojos
Angela me hace volar

Y su espalda es igual.