Share

Ignacio Copani

Rap del sudaca

Ya volví de trabajar,
diez horas de oficina tuve que aguantar
y nadie, nadie a mi me espera,
igual que hacen los yanquis voy a la nevera
y no hay nada, ni una cerveza,
no hay ni siquiera un mísero pastel de fresa.
Oh... sudaca,
quedate en tu país y mandame tus vacas.
Oh... sudaca,
úndete en el Río de la Plata.
Yo quisiera estudiar,
mi hermana ser porrista en la universidad,
tener un auto descubierto,
ponerme algún disfraz el día de los muertos,
nada, nada,
nada me queda,
abandone en segundo ano mi carrera.
Oh... sudaca,
financio los estudios de los boys de Harvard.
Oh... sudaca,
mientras vivo como una rata.
El partido va a empezar,
están todos formados para entonar
el himno de los contrincantes,
cuando se escucha el nuestro desde los parlantes
tiran cosas, nos abuchean,
y si pudieran pisarían la bandera.
Oh... sudaca.
Claro que me quedo acá,
igual que se quedo mi abuelo europeo,
pregúntenle a el si lo trataron feo
cuando de la miseria se pudo escapar
y nada, nada,
nada traía
y acá entre los sudacas se gano la vida.
Oh... sudaca,
soy un indio aunque tenga piel blanca.
Oh... sudaca,
devuelvan las Malvinas y toda la plata.