Share

Pequeña Orquesta Reincidentes

El vaivén

Viene y va
como remolino, como un huracán
el alma quiere escapar.
Otra vez
carmín de mejillas quema el corazón
pero ella sabe esperar.

Ya son las diez
busca en los espejos, busca en el salón
cuenta cuatro pasos y vuelve a mirar
siempre está sola.

Un avión
va cruzando al este y él piensa al revés
que siempre alguien se va.
Cicatriz
ruta de la sal que corre y se va
esa marca nunca se fue.

No se ven
entre tanta gente, tanto ir y venir
con los ojos secos de tanto buscar
se ve borroso.

Tanto esperar
tantas noches de andar
caracol con sus cosas atrás.
Bailan espalda y espalda
ceniza en la cara
brasa y cicatriz.