Share

Todos Tus Muertos

El féretro

Toda la recámara olía a muerte
pero el aire particular del féretro
me hacía daño.
No me podía mover
contemplaba fijamente
el cadáver rígido
extendido, en el féretro.