Share

Vera Spinetta

Ave anexa

Tu voz me llama,
recorre la habitación,
se posa en el retrato
de mi propio rostro.

Allí, en la nada,
mirando nuestra estrella en el cielo.
Así, deslizaban
tus notas intentando alcanzarme.


Y voy cayendo
en tus manos
que generan
la aurora boreal.

Traduciendo
con su vuelo
los colores
que aún no existen,
que aún no existen.


En ese espacio vacío
que queda dormido en vapor
los cuerpos celestes
se encuentran.


Así, en la nada,
mirando nuestra estrella en el cielo.
Allí, quedé sola,
con la lluvia partiéndome el pecho.


Y voy cayendo
en tus manos
que generan
la aurora boreal.

Traduciendo
con su vuelo
los colores
que aún no existen.

Ave anexa
a las luces
que se llevan
la tormenta.


El día que no espero
cubrirme en tu protección
sabe del tiempo que llevo
buscándote.