Share

Knei

Balada para una amiga

Hace ya un buen tiempo dijo

que se iría a dormir

a un país muy lejos

y con una lágrima pintó en mi pecho su secreto.


Me fui acostumbrando solo

al invierno sin su voz

y aunque suena extraño

ella nunca podrá entender

lo que guardo en mis recuerdos.


¿Dónde está mi amiga?

No va a ser tan fácil

volver a esos tiempos

en los que reíamos juntos

y el mundo era nuestro.