Share

Löbëla

Banda de rock pop con aires de blues presenta "Crisálida", disco con 13 canciones de ritmo propio que propone mutar de raíz, transformar desde el origen.

Crisálida fue grabado entre 2017 y 2018 y contó con la participación de Hernán Valente de Cadena Perpetua en el tema que cierra el disco “Seguir Estando Acá”, Guille Arróm (ex L.A.Spinetta) tocando la guitarra en ” No Siempre” y ” Tal Vez Nunca”, Juan Amadasi en percusión y armonio hindú en “Luz” y “Palabras”, Leo De Rosa (Celeste Carballo) en el saxo de “Canción Para Mí”, Maru Vega en los coros de ” No Siempre” y ”Tal Vez Nunca” y Sergio Masciotra en batería. La producción artística estuvo a cargo de Claudio Iuliano.

Con innegables influencias nacionales como Almendra, Pescado Rabioso, Sui Generis, Charly García, Spinetta y Fito Páez, e internacionales como The Beatles, Led Zeppelin y Pink Floyd, llevamos recorrido un largo camino entre el conservatorio y diferentes proyectos musicales. Algunos más cerca del folklore, el tango y la música popular, pero todos marcados a fuego por el rock. Esta fusión es nuestra herencia, la llevamos en el ADN y es nuestro #rockderaíz… un sonido tan único y particular como nuestro nombre.

LÖBËLA representa la cultura y el origen de las cosas. En África, en una tribu muy pequeña del pueblo Bubi, un escritor llamado Justo Bolekia Boleka le dedicó un poemario a la diosa Löbëla. Ella es madre y amante, en un mundo matriarcal en el que la presencia de la mujer es esencial. Este concepto, sumado a la sonoridad y cadencia de la palabra, fueron determinantes para que lo eligiéramos como nuestro nombre, un nombre que nos motiva desde la fibra más sensible.

Sabemos que hacer arte no es un camino fácil. Implica darse entero, permitirse cambiar y dar lugar a lo nuevo. Y es por eso que hoy estamos en plena #mutación, como una oruga que se convierte en mariposa durante la “crisálida”. Este proceso de transformación profunda da nombre a nuestro disco debut como reflejo de la constante evolución del arte, nuestro arte que muestra lo que somos a través de la música. La mutación no tiene fin y elegimos que no lo tenga, probablemente por nuestra naturaleza inquieta que no descansa.

CRISÁLIDA ya es una realidad y cuenta con 13 temas. Tanto la apertura "Amor real" como el cierre "Estando acá" tienen un marcado estilo pop, mientras que la canción que da nombre al álbum exhala un aire de guitarras pesadas, elevado por el toque blusero de Mariana Arancibia. Otro de los cortes del disco es "Rieles" que, guiado por la guitarra acústica y una voz más bien dulce, entrega un clima cálido e íntimo. Una muestra clara de que este trabajo discográfico no es ni busca ser propio de un solo género.

Ya son cuatro los años que pasaron desde el reencuentro musical de Mariana con Sergio, tiempo en el que LÖBËLA trabajó su identidad y mensaje para consolidarlo en un nuevo material que nos enorgullece.

La música es nuestro idioma, es el canal que convierte todas nuestras diferencias y experiencias en un lenguaje compartido que persigue un objetivo común: #mutarderaíz. Nada más ni nada menos que para transformarnos en algo distinto que no entierra lo que fue, sino que construye plantado desde ahí.