Share

Submarino pirata

Submarino pirata se forma a mediados de septiembre de 1993, y a principios de 1994 quedo registrado en marcas y patentes; desde entonces se convirtió en una experiencia de por vida o en una forma de vivir, dándole existencia a Submarino Pirata como si fuera un espíritu vivo, que más allá de sus integrantes y distintas formaciones, la esencia es de su nombre, aunque trágicamente hayan caído dos de los integrantes formadores; el baterista y percusionista "EL PULPO NORBY", más el guitarrista, poeta y compositor MIGUEL ANGEL GIGLIELLO no dudaron en mantener la agrupación para toda la vida, y la formación actual se desenvuelve intocable en el circuito del rock, desde hace 10 años atrás.

SUBMARINO PIRATA logra interpretar cada una de sus canciones en vivo con las virtudes que los identifica, acompañado de un espectáculo muy especial, con efectos de sonido, efectos audio visuales, magia, solos de guitarra, batería, bajo y voz; además de su fabuloso despliegue por el escenario y las místicas canciones de su propia composición, también tocan algunos covers de esos que sus colegas no harían.

SUBMARINO PIRATA realizo a lo largo de su carrera una docena de producciones discográficas, de las cuales, los dos últimos discos son los que están disponibles y al alcance de todos (Símbolos de los tiempos y De regreso al camino de los sueños perdidos)

SUBMARINO PIRATA ha hecho dos centenas de conciertos de los cuales podrían destacarse:

Los 13 recitales consecutivos en el segundo semestre del año 2004 en CEMENTO, cerrando ese año en REPÚBLICA CROMAÑON, haber compartido escenario con LOS BRUJOS en MEMPHIS Lanús, con VOX DEI en el club social de Longchamps, con JAF y EL RIFLE PANDOLFI en CEMENTO, con NATIVO en DON TORCUATO, con MEMPHIS LA BLUSERA ante 45000 personas en el quinto encuentro de la cultura en Almirante Brown, 6 recitales consecutivos como banda principal en la gira de la feria de las colectividades en zona sur, varios moto encuentros como San Pedro, Cañuelas, Fray Luis Beltran (StaFe), Capitán Sarmiento (Bs As),entre tantos otros

2017 fue el año que dejo una huella imborrable por siempre; mientras transcurría el segundo semestre del año con varias presentaciones ya programadas (entre las que se destacaban JAVIER BARROZO – MAGNOS & CAZADORES DE ALMAS – POLAKO ZELAZEK ), se produjo la desaparición del Submarino Ara San Juan. Una amistad jamás pensada forjada desde hace 18 años con el S -42 y sus distintas tripulaciones, provoco que los medios masivos de comunicación se interesaran en contactar a la banda a través de su representante, para que cuenten en detalle la relación de fraternidad que los une.

De regreso al camino de los sueños perdidos, es el último disco de la banda editado en 2015; aporta pasajes que van desde el Hard Rock más tradicional, rozando por momentos el Blues Progresivo y el Heavy Metal, con matices de colores por momentos más rocanroleros y por momentos más oscuros.

La edición comienza con el tema que le da nombre al disco, con un riff pentatónico y potente, que nos traslada a los cimientos originales del rock, regresando a ese camino: “Puedo recordar esos buenos momentos, hace mucho mucho tiempo, cuando era feliz…Maldita serpiente que se queme tu nido, en tu sueño dormido no voy a caer....Vas a volver lo sé, sé que vas bien”.

Los momentos vividos durante varios años, con sucesos inolvidables y recitales emblemáticos generaron la temática del disco. Sumergido en las experiencias, las liricas muestran momentos de profunda mirada hacia el interior del

Ser humano como es el caso de la canción Quiero romper todo: “Aplastar un segundo contra la pared….Sentir que el miedo se ahoga en su sed”, o el tema Vamos a escapar: “Cruzo descalzo por un puente de espinas, pero mi espíritu camina en lo invisible y lo distante….nada en esta tierra es tan importante….lo que mata al cuerpo ya no me lastima”.

El caso más curioso del repertorio de este material se da con la canción que a estas horas se traduce tristemente como una premonición: Donde estoy, fue editada originalmente en 1998 e incluida en el primer disco (homónimo), y reeditada e incluida en 2015 puntualmente para este trabajo. La canción tiene el video clip realizado íntegramente en el Submarino Ara San Juan, (nave Insignia del grupo) un año después de la salida del LP, y la letra aún sigue siendo un enigma que ni siquiera la misma banda puede terminar de traducir. Sin duda es una pieza que hoy por hoy se ha convertido en un Himno a la Amistad.