Share

Muertos nuevos

Cómo cocinar cuarente humanos

Esta noche de metal
muestra una luna lejada, ajada
Sus caras de ansiedad
el hambre nuevo y despintado

Les dije que avisaran
si el postre es plato principal
y ahora ya no queda nada
las manos se encuentran a merced
de quien las quiera
de quien las quiera
de quien las quiera morder

de quien las quiera
de quien se atreva
de quien se atreva a morder
su piel

pero desespera ver sus labios rojos de dolor
y prefiero morir antes que verla efímera
en las garras de la sed
en las garras de la sed