Share

Richter

La suerte nunca es la misma

Diosa mujer de largas uñas
adicta a la velocidad
quise ser tu amante y mi aventura
terminó en fatalidad
aquella noche larga en el casino
juego viene y juego va
quise caminar por tu camino
seguro de mi seguridad
y esta habitación vacía
la luna sobre el mar
elevándose en la angustia universal
todos mis talentos y virtudes
para seducirte y amar
a todos mis intentos fuiste inmune
hasta hacerme desesperar
no, nunca, jamás fué tu respuesta
cuál es tu debilidad?
fuiste tan astuta que aún me cuesta
adaptarme a la realidad
y este corazón herido
debe confesar
fuiste un sol en mi vacío
apagado ya
la suerte nunca es la misma
la luna sobre el mar
y esta habitación vacía
en soledad