Share

Ecos de Shanghai

Solos acá

Desperté
y sigo siendo el mismo que solía ser.
A orillas de mar.
Con el silencio perdido
en el cielo.
Estamos solos acá.
Estamos solos acá.
No podría ser mejor.
Imposible, pero cerca de la realidad.
El vaivén
de olas que abanican al sol
y rompen.
En la oscuridad,
el hambre tiene motivos predilectos.
Pasa el tiempo.
Seguimos solos acá.
Seguimos solos acá.
Solos acá.
Solos acá.
Solos acá.
No podría ser mejor.
No podría ser mejor.
Imposible, pero cerca.
Imposible, pero cerca.
Imposible, pero cerca de la realidad.