Share

Camena

Por la ventana

Cambié mi norte, quise escapar.
Desde acá intento pensar.
Hago cuentas, mido distancias,
pero no cierro el problema.

Anda suelta la respuesta,
soy yo que me distraigo.
Será que prefiero, hundirme en el barco.

Voy con la convicción delante,
Pero dudo un poco y me pierdo en el mar.
La balanza no se frena
Y así, no se puede comparar.

Corté mis anclas, en plena altamar.
Temí fundirme en el cielo
y naufragué en esa idea.

Si me llega la propuesta,
suelto la red para atraparla.
Navego más lento, pero a rumbo correcto.