Share

Camena

Un segundo interminable

Quien domina los silencios
qué se lleva a los recuerdos
cuánto más le vale a uno
esforzarse y aguantar.

Si este asunto es importante
no lo dejes en mis manos
ciertas cosas se me escapan,
no las quiero manejar.

Si se afirma en mi cabeza
y no lo puedo cambiar
busco mil y una maneras
para poder avanzar

Un suspiro tan profundo
que detenga esta caída
un segundo interminable
que me salve una vez más.

Y qué haría si llegara
y el motor se detuviera
no quedara nada nuevo
que motivara mi andar.

Despertaré otros deseos
construiré ideas nuevas
cerraré fuerte los ojos
para volver a arrancar.