Share

Camena

El puñal

Parados del mismo lado,
pero con ojos distintos.
Cuando uno alza la mano,
el otro afila el puñal.

Buscando explicaciones
negándose a uno mismo
que haya gente en el mundo
que pueda tratarte así.

No es tan difícil realmente.
Esto no implica que es bueno.
El tema es cuando uno quiere
despegarse del lugar.

La duda que se genera
es respecto a ese manejo
¿Será que está calculado
o será de casualidad?

Aunque sigas renegando
aunque no puedas creerlo
es quien estaba a tu lado
el que clavó el puñal.