Share

Camena

Torturando la moral

Con una oscura armadura
Y cobardía de por medio
Buscabas cambiar la mente
De miles y miles de cuerpos

Detrás de la obediencia
Y torturando a la moral
Orden o castigo, para aquel
Que esté pensando mal

Tan sordos estaban los ciegos
Que todo se volvió silencio
Tan viciado estaba el aire
De los que algo habrían hecho

Escudandote en la sombra
De tu misma inseguridad
Vos tomaste mis palabras
Las volviste tu condena
Dónde está ese marido
El que es hijo, hermano y amigo
Carcomiéndote en la conciencia
Ahí está desaparecido

Desde acá también se siente
Un pasado que dejó
Victimas, victimarios
Una herida que nos dolió

Ese miedo tan presente,
La mirada indiferente
Los gritos que pedían
Por favor ya nunca más