Share

Riel

Espacio interior

Te acordás ese día en el río? El clima parecía ponerse de acuerdo con mi estado de ánimo. No sé si lo viví o lo soñé. El tiempo parecía detenerse y continuar, caprichoso. Como si no existiera nadie más, nadie más que vos y yo. En todo caso había más verdad en ese sueño que en toda esta tarde. Nos entendíamos solo con mirarnos. Me llevaste de la mano hasta el mirador. El viento se llevó la tormenta y salió el sol, entre las nubes de colores. Tal vez era el atardecer, tal vez no. Lo único que sé es que todo tenía sentido. Ni todos los males del mundo podían con nosotros en ese momento. Vos y yo no éramos uno, éramos dos. Dos eligiendo el mismo camino. Tu camino era ahora también mi camino, en un viaje hacia el espacio interior.