Share

Flema

Orlando Espinosa

“Bueno, ahora por favor pido un aplauso muy fuerte que va a subir el padre de Ricky acá, que se lo merece.
La mamá esta arriba.
Orlando Espinosa!”

Orlando Espinosa dice: “Bueno”.

El público dice: “Olé, olé, olé, olé, Ricky, Ricky”.

Orlando Espinosa dice: “Gracias chicos, gracias. Gracias.
Bueno, mi presencia en este escenario donde tantas veces pisó Ricardo se debe a tres motivos. El primero dar gracias, el tercero es un pedido. Mi memoria es malísima.
Les quiero dar gracias por este festival, este homenaje que le están haciendo a Ricardo”.

El público dice: “Aguante Ricky”.

Orlando Espinosa dice: “Ricardo para mí, Ricky, para todos ustedes.
Y también darles las gracias a aquellos que en esa puta noche,
la noche más triste, la noche más triste estuvieron con nosotros, con nuestra familia.
Gracias en el nombre de Ricardo, en el nombre de mi señora, la madre de Ricardo, de toda mi familia y en mi nombre propio.
Gracias.
Y les quiero hacer un pedido. No cambien, sigan siendo así, fieros por fuera, dulces por dentro, hermosos por dentro”.

El público dice: “Olé, olé, olé, olé, Ricky, Ricky”.

Orlando Espinosa dice: “Aprendí a amarlos a ustedes tanto como ustedes lo aman a Ricardo.
Y yo les quiero hacer una aclaración: Ricardo no se quitó la vida.
No, no, no, no se quitó la vida. Lo de Ricardo fue un accidente.
Nadie elige su destino, nadie elige su enfermedad. La mayoría de ustedes, o muchos de ustedes, saben que Ricardo era un enfermo,
que el alcohol lo afectaba tremendamente, lo golpeaba muy fuerte.
Esa, esa tarde, Ricardo, 15 minutos, 10 minutos, 15 digamos, antes de que ocurriera lo que ocurrió estaba conmigo, estaba en casa, estábamos toda la familia. Y estaba muy contento porque acababa de finalizar la grabación de, de su ultimo compact y me hizo escuchar un tema, donde por primera vez Luichi, Luis, interpretaba, cantaba.
Ricardo siempre daba oportunidad. Le dije a Ricardo que no me daba cuenta, si no me decía que era Luichi yo no me daba cuenta,
estaba muy bien. Y le dije, muy bien!”

Orlando Espinosa dice: “Le dije, muy, muy bien Luichi, y Ricardo me dice: “sonaste Luichi, si mi papá dice que está bien no sirve”.
Y para completar, como siempre soy un desastre, agrego, “Luichi vas a ser la revelación del 2000”.
Ricardo me dice, le dice, “mirá como te quiere, estamos en el 2002”.

Orlando Espinosa dice: “Bueno, alguien una vez escribió en la, en la pared, en la puerta de mi casa: "mientras Ricky viva, el punk seguirá sonando". Yo hoy quiero decir que mientras el punk suene, Ricardo va a estar acá bajo este público.

El público dice: “No murió, y Ricky no murió…

Orlando Espinosa dice: “No, no murió”.

Orlando Espinosa dice: “No, no murió Ricky. Aquí mientras ustedes toquen, mientras ustedes estén, Ricardo va estar seguro, seguro con su bandera de guerra, con su camiseta de Flema, su risa estruendosa, grandota, que quien la oyó nunca la va a olvidar.
Gracias muchachos, los amo, los amo, chicos, gracias”.